Iker Casillas recuerda muy emocionado el día en que volvió a nacer hace justo un año

Tal día como hoy Sara Carbonero recibió una noticia inesperada que cambió su vida y la de Iker Casillas para siempre
ctv-j7a-iker-sara-hospital-infarto

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 4’

Hace un año la vida de Iker Casillas cambió para siempre. El portero se encontraba en uno de sus entrenamientos en Oporto junto a su equipo cuando de repente sufrió un infarto que le llevó directo al hospital. Gracias a la rápida acción de los médicos, llegó a tiempo y consiguió salir adelante pero el gran susto, sobre todo para su mujer, Sara Carbonero, no se les olvidará nunca. La periodista se encontraba fuera de la ciudad portuguesa grabando un reportaje cuando recibió una llamada que nunca le habría gustado recibir.

Desde ese día Iker no ha podido volver a jugar al fútbol, ni volverá a disputar ningún partido con su equipo, aunque sí seguirá ligado a este mundo que tantas alegrías le ha dado. Aquel infarto agudo de miocardio trastocó todos sus planes, pero le ha dejado abrir paso a un futuro muy prometedor que quizás de otra manera no se habría planteado. Un año después de aquel gran susto, es candidato a la presidencia de la Federación Española de Fútbol y pronto dejará atrás Oporto, una ciudad que le acogió con los brazos abiertos, para volver a España, algo que le permitirá estar más cerca de los suyos. 

Iker Casillas hace balance de este último año desde que sufrió un infarto

El 1 de mayo de 2019 Iker Casillas comenzó a encontrarse mal durante uno de sus entrenamientos debido a un fuerte dolor en el pecho que finalmente resultó ser un infarto. Hoy, un año después, ha querido recordar ese momento y hacer balance de estos 365 días en los que su vida ha cambiado por completo. En todo este tiempo ha tenido que decir adiós a sus entrenamientos y guardar sus botas de fútbol, aunque esto le ha permitido dedicar más tiempo a su familia, a su mujer Sara Carbonero y a sus hijos Martín y Lucas.

ctv-zoh-iker-casillas

“Y así, sin darme cuenta, un año. No soy de los que mira el camino recorrido. No suelo alardear de las cosas que han salido bien pero en esta ocasión me siento contento por haber superado un gran obstáculo en mi vida”, ha comenzado diciendo Casillas. “Ha sido, sinceramente, emocionante. Ha tenido terror, drama y ciertas dosis de ciencia ficción. Y por supuesto, ¡humor! Soy de los que ven la botella medio llena”, ha concluido. Estas palabras las ha acompañado en sus redes sociales junto a una fotografía en la que aparece de espaldas mirando al horizonte, ese horizonte de nuevos planes que llevará a cabo en cuanto la situación lo permita. 

Su vuelta a la vida con un nuevo obstáculo que superar junto a Sara Carbonero

“Todo controlado por aquí, un susto pero con las fuerzas intactas. Muchísimas gracias a todos por los mensajes y el cariño”, escribió en sus redes sociales con una foto desde el hospital unas horas después de su infarto. Unas palabras tranquilizadoras que demostraron que todo había salido bien y que había vuelto a nacer. Pero su infarto no ha sido el único obstáculo al que se ha enfrentado el guardameta en este último año.

Cuando todavía estaba recuperándose del susto y continuaba con sus pruebas médicas hasta saber si su corazón estaba completamente curado, recibió una noticia inesperada que hizo que sus planes volvieran a tambalearse de nuevo. Si esto sucedió un 1 de abril, poco más de un mes después los médicos diagnosticaron a su mujer, Sara Carbonero, un tumor maligno de ovario que tuvieron que operar de urgencia para que la enfermedad no fuera a más. Ella misma lo anunció en sus redes sociales con un texto muy emotivo que nos dejó a todos con el corazón en un puño: “Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada”, escribió.

“Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia”, concluyó. 

Una historia con final feliz

Por suerte, ha pasado ya un año desde que sucedió todo e Iker Casillas puede presumir de estar completamente curado. Sara Carbonero también ha superado ya la primera fase de una larga y dura batalla que ha sabido afrontar con una valentía y entereza dignas de admirar. La periodista no es muy dada a hablar del tema, pero el pasado mes de noviembre confirmó que había terminado sus sesiones de quimioterapia. 

Iker Casillas y Sara Carbonero nueva vida en Madrid junto a sus hijos

Ahora ambos están esperando a que termine la cuarentena y el Estado de Alarma para poder comenzar una nueva vida, con mucha más calma y sin el ajetreo al que estaban acostumbrados antes. La vida les ha dado una nueva oportunidad para que se centren más en su familia y para que tengan en mente nuevos sueños que estamos deseando verles cumplir.

También te puede interesar...

Sara Carbonero desvela la pregunta a la que se enfrenta cada noche con sus hijos

Iker Casillas y Sara Carbonero: el beso que cambió sus vidas para siempre

La honesta confesión de Iker Casillas al ser un paciente de riesgo: ''Estaba acongojado''

CADENA 100