Iker Casillas desvela la incógnita de las buenas noticias que le afectan a él y a Sara Carbonero

El futbolista ha compartido unas imágenes que no dejan lugar a la duda y que anuncian cosas positivas para la familia
Iker Casillas desvela la incógnita de las buenas noticias que le afectan a él y a Sara Carbonero

 

Tiempo de lectura: 2’

Sara Carbonero e Iker Casillas han demostrado que a pesar de la tormenta siempre llega la calma. La pareja ha vivido unos meses llenos de incertidumbre y no han pasado por su mejor momento debido a sus problemas de salud. Pero las buenas noticias van llegando poco a poco para ambos y ellos están con una actitud positiva demostrando que siempre hay que mirar el lado bueno de las cosas y nunca pensar en negativo. Después de seis meses, el futbolista ha recuperado sus zapatillas de portero y volverá a jugar al fútbol, una gran noticia después del infarto que cambió su vida.

ctv-lst-iker-casillas-botas

“El camino está siendo abrupto pero se avanza. Continuaremos en la senda. Queda menos”, compartió hace unos días, a lo que su mujer respondió: “Ya estás llegando a la meta”. Y la meta ya ha llegado. “El ganador no siempre es quien gana, sino quien se levanta más veces del suelo¡¡¡Es hora de comeros el mundo!!! De ser muy felices. Espero que, poco a poco, entre todos consigamos construir un mundo sin prejuicios. ¡¡¡El límite lo pones tú!!!”, ha compartido Iker en sus redes sociales. Unas palabras que, unidas a la foto que ha subido de sus botas de fútbol, demuestran que las buenas noticias por fin han llegado.

Sara Carbonero, por su parte, va pasito a pasito pero hace unos días compartió un ramo de flores que le regaló su amiga, y casi hermana, Isabel Jiménez, con una nota que demostraba que las buenas noticias habían llegado. “Sabía que no tenía que esperar. Hay mucho que celebrar, comadre!”, se podía leer en la tarjeta. Además, la periodista ha ido dejando pistas en su Instagram de buenos momentos que está viviendo junto a su familia como un abrazo de su hijo pequeño Lucas o paseos bajo la lluvia que reponen fuerzas y recargan pilas para seguir luchando hasta el final.

Unos planes de futuro que apuntan a que todo va por el buen camino y que el tumor que le detectaron hace unos meses, ha sido solo un susto y poco a poco ha ido desapareciendo. "Días de lluvia, amigos, puchero, cartas y chimenea. Las conversaciones de siempre, los niños saltando en los charcos, recuerdos de anécdotas que por muchos años que pasen siguen haciéndonos la misma gracia. Planes para el 2020, de bodas y despedidas de soltera. Un viaje pendiente y un concierto”, ha escrito.

“Fotos que salen del baúl de los recuerdos y te mueres de vergüenza pero “era lo que se llevaba entonces”. Una canción de Mikel Erentxun, siempre quedará mañana, la mañana de mañana y muchos días más como estos, que empiezan con “las cañas” a la hora del aperitivo y terminan con brindis de pacharán de madrugada. En los que puedes tocar conversaciones trascendentes o hablar de nada durante horas. Lo importante es estar, incondicionalmente, desde hace más de 30 años y comprobar que “todo sigue igual, siguen los amigos que quiero tener, no me puedo quejar”, ha concluido.

Relacionados

CADENA 100