La historia viral en TikTok de la vendedora de chuches que aprendió lenguaje de signos por un niño sordo

La emotiva anécdota de la vendedora de gominolas con un niño sordo de 7 años que ha conmovido a más de un millón de usuarios en TikTok
La historia viral en TikTok de la vendedora de chuches que aprendió lenguaje de signos por un niño sordo
TikTok: @santobelen_

Tiempo de lectura: 2’

"El primer niño que me cae bien en el mundo". Con esta frase, Belén daba comienzo a su apasionante historia con la que ha triunfado en TikTok. Ella trabaja como vendedora en una tienda de gominolas y le ha ocurrido algo muy especial. De esas experiencias que tienen alma y corazón a partes iguales. Más de 1 millón de usuarios, ya le dan dado 'like' y ha recibido miles de comentarios. No es para menos, ya que ha aprendido el lenguaje de signos por un niño sordo. A raíz de su emotiva historia, seguro que cambiará su opinión sobre los pequeños o, al menos, a partir de ahora les verá desde una perspectiva bien distinta. ¡En CADENA 100, nos ha llegado al corazón!

La historia más dulce y emotiva de TikTok

"He dejado de ser camarera. Ahora trabajo en una tienda de gominolas. Al principio empecé en una tienda que está al lado de dos coles y me dijeron que en esta tienda se robaba muchísimo. Entonces estaba mirando a todos los críos, en la hora que salían del cole. Venían todos en masa y había un niño que no paraba de mirarme. A ese le puse más atención", explicaba. Pensando que quizá no le quitaba el ojo porque tenía intención de robarle alguna chuche y, sin embargo, el motivo era otro.

"No paraba de mirarme porque era sordo y con la mascarilla no sabía si yo le estaba hablando o no. Me di cuenta cuando vino aquí y le vi el cacharrito del oído". Ella lo que hizo, nada más atenderle, fue darle las gracias pero por signos. Algo que emocionó al pequeño: "Se puso muy emocionado y me dijo 'de nada'. Toda esa semana, estuve aprendiendo a decirle cosas distintas cada día..." seguía relatando ella, muy feliz y también emocionadísima. "Porque le vi mucha emoción en los ojos", continuaba.

Así fue aprendiendo, poquito a poco, la lengua de signos para comunicarse con él: "Entonces, el primer día le dije: "Hola, ¿qué tal?", y me dijo que "bien". Al siguiente, le dije: "Hola, buenas tardes", y me dijo "buenas tardes". Aprendí a decir una frase, entera porque él me preguntó si yo era sorda. Un día, se quitó la mascarilla y me lo dijo. Yo le dije que no. Al día siguiente, le dije: "Yo no soy sorda, yo soy oyente". Gracias a una muchacha de Instagram, le dije: "No sé signar, pero quiero aprender por ti". Al principio, me miró raro pero luego me dijo que lo había entendido y me emocioné un montón". Más tarde, aunque la joven se cambió de tienda, ha asegurado que se han hecho muy amigos. "Tiene que ser muy guay ser un crío de 7 años y, que a la tienda de chuches que vas todos los días, la muchacha te diga algo en idioma de signos, ¿no? Siendo tú sordo..." Una preciosa historia que, como decíamos, se ha vuelto viral, e incluso Aitana le ha comentado con un emoji de corazón. Porque los pequeños detalles son los mejores.

Relacionados

CADENA 100