La gata de Karl Lagerfeld heredará parte de su fortuna

Choupette es noticia, precisamente, el Día Internacional Del Gato
GroupCreated with Sketch.

El minino tiene hasta su propio libro, 'Choupette: la vida privada de una gata de la moda de altos vuelos'

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 1’

Tal y como te contábamos ayer, el mundo de las pasarelas llora la pérdida del “kaiser de la moda”, el famoso modisto Karl Lagerfeld.
Modelos, diseñadores, críticos, casas de moda... todos seguían muy de cerca la carrera del alemán, director artístico de Chanel desde 1983, además de poseedor de su propia firma.

Pese a su fuerte carácter, la debilidad reconocida de Lagerfeld siempre fue su gata Choupette, de la que llegó a decir que "nunca pensó que se pudiese enamorar así de un gato".

Pues bien, la buena de Choupette ha pasado a ser en las últimas horas el minimo más rico del mundo tras haberse convertido en la principal heredera de su gran fortuna.

Choupette era la mascota de la modelo francesa Baptiste Giabiconi hasta que fue regalada al diseñador en la Navidad de 2011, después de que la francesa hiciera un viaje de trabajo.
Durante estos 8 años ha sido su fiel compañera y, todo hay que decirlo, ha vivido como una reina: tres empleadas encargadas exclusivamente de su cuidado, un espacio en el Hotel Rosewood de París... además de tener, desde 2012, su propia cuenta de Twitter; por no hablar de un sueldo anual de tres millones de euros gracias a sus contratos publicitarios; nunca con productos alimenticios para gatos, sino solo con bienes de alta gama.
 

 


La fortuna de Lagerfeld es fruto de toda una carrera siendo un verdadero referente del buen gusto a nivel mundial; el diseñador alemán vistió en vida a mujeres de distintas generaciones y condiciones: de Claudia Schiffer a Penélope Cruz, pasando por la princesa Carolina de Mónaco, lo cual le ha valido el ser considerado como uno de los modistos más influyentes del siglo XX en el sector textil.

Relacionados

GroupCreated with Sketch.