Fayna Bethencourt, de GH, sufre otra sacudida de la vida y da un doloroso paso atrás: "Invertí lo que pude"

La exconcursante del 'reality' ha tenido que cerrar ese negocio que levantó con tanta ilusión y ha lanzado un conmovedor mensaje en Instagram
Fayna Bethencourt, destrozada tras tener que echar el cierre a su negocio de belleza y estética
Instagram

Tiempo de lectura: 3’

Fayna Bethencourt, que hace unos meses ya estuvo en la primera línea de la actualidad informativa por ese sentencia contra su ex, Carlos 'El Yoyas', por malos tratos, regresa a la palestra mediática. Esta vez, con noticias nada halagüeñas para ella, porque ese negocio que tanto le costó poner en pie en Las Palmas de Gran Canaria, se ha visto obligado a echar el cierre. La que fuera concursante de 'Gran Hermano' -programa que la lanzó a la popularidad y la fama-, utilizaba sus redes sociales para anunciar esta mala noticia y, a la vez, para reflexionar sobre este nuevo golpe que le da la vida, en esta ocasión, en el terreno laboral.

Junto a una imagen en la que se anunciaba ese cierre del local que con tanta ilusión había puesto en marcha. "Cuando echas el cierre se te pasan un montón de cosas por la cabeza. La primera es el día que levantaste esa persiana con toda la ilusión por sacar tu negocio adelante y conseguir que un proyecto que se inició con todas las ganas de hacer algo bueno se convirtiera en una alegría para la vida de muchas personas. Lo hicimos incluso en tiempos de pandemia. Se nos vio la venilla kamikaze", comienza explicando la canaria, muy afectada por haber tenido que dar ese paso atrás o, como ella misma dice, bajando esa persiana que con tanta ilusión levantó: "Ahora cierro esta persiana pesada y ruidosa como cierro este ciclo, con pena y cierto alivio a la vez".

"Ahora toca dar las gracias, porque hemos sido varios los componentes de Première y no me quiero dejar a nadie", prosigue antes de empezar a relatar a todas esas personas a las que tanto les debe por haberles mostrado toda su confianza desde el principio: "Mis padres han sido los que me ayudaron económicamente para poder montar Première, y sin ellos no podría haber sido posible. Por mi parte invertí todo lo que pude y ahí que se fue la economía por los desagües entre olor a champú y decoloraciones. Mi pareja Misael, siempre dispuesto a echar una mano en lo que pudo, yendo de acá para allá buscando lo que nos hacía falta".




"Mis peluqueros David, Saskia y Monica con los que empezó todo. Y fueron cayendo de uno en uno en una especie de juego del Calamar involuntario, porque cuando no hay, toca recortar gastos y en esta aventura empresarial tuve que aprender lo que es decirle a un empleado que no puedes seguir teniéndolo en tus filas, porque simplemente no hay para tanto gasto", continúa con esos agradecimientos antes de soltar un "eso duele, a la que despide y al despedido", que desgarra el alma y que sirve para continuar con las menciones: "David fue el que llegó conmigo hasta la casilla final y vivió esa frase bañada en lágrimas de”Mañana no abriremos Première Salón".

"Cuando vas dejando gente atrás se te corta el aliento, pero sigues caminando con la esperanza de poder coger carrerilla y recuperarte para poder seguir avanzando con el negocio que intentas sacar adelante. Y sigues y sigues, pero como la vida no es una película sino que en ella pasan cosas aún más surrealistas que en muchos guiones escritos por gente algo tocada del ala, pues acabas viéndote cerrar esa maldita persiana que es como un telón o una guillotina según lo mires o pongas tu cuello debajo", prosigue antes de poner el broche a este precioso texto que ha removido los corazones de muchos de sus seguidores: "Se acabó esta historia, pero vendrán más, porque la vida es así y siempre hay continuación hasta después de los últimos créditos que salen en la pantalla".

También te puede interesar...

Duro golpe para Susana Molina y Anabel Pantoja: obligadas a cerrar su negocio

La difícil situación de María José Suárez al no poder abrir su negocio

CADENA 100