"Enclaustrada en mi propia libertad": Beatriz Montañes relata el calvario que está sufriendo

La periodista está pasando por una mala época por culpa de unos acosadores que rondan su casa y así lo ha manifestado
Así es la vida de Beatriz Montañez alejada de la tele

Tiempo de lectura: 2’

Beatriz Montañez está pasando por unos momentos muy complicados después de reaparecer de cara a la opinión pública y contar esa vida austera y alejada de los focos en la que llevaba un par de años instalada. Hace un par de meses, la que fuera presentadora explicaba cómo se había retirado al medio rural a emprender una nueva vida. Lo hacía mientras mostraba el resultado final del libro que había aprovechado para escribir en ese entorno más tranquilo. Sin embargo, salir de su refugio le ha traído consecuencias negativas. “He tenido intrusos, no los llamo fans, los llamo intrusos, en los cuales ha tenido que intervenir la Guardia Civil, porque se han dedicado a revolotear por mi casa, a dejarme notas, a observarme con prismáticos al sentirme enclaustrada en mi propia libertad”, acaba de relatar.

Actualmente entiende que su cambio de vida puede llamar la atención, pero solo pretende vivir a su manera insiste en que ha ganado en calidad de vida. “Ha sido muy frustrante sentirme vigilada en mi propia casa y por primera vez en cinco años, donde no he sentido miedo de la naturaleza, si lo he sentido con las personas que me observaban y me vigilaban, y se convertían en intrusos dentro de mi propio hogar. Así que por favor, pido a aquellos que tengan la intención o que estén buscando dónde está Niadela, o que quieran venir, que no lo hagan. Que respeten mi decisión”, ha indicado con firmeza.

Beatriz Montañez asegura que lo único que pide es que la dejen vivir tranquila y pide la compasión de las personas y más aquellos que no entienden bien por lo que ha pasado. La periodista quiso denunciar de forma pública la situación y pide que todo vuelve a la normalidad: “Cuesta entender al otro en general. Es cada vez mucho más difícil ponernos en la situación del otro. Creo que ser capaces de entender al otro requiere una vez más, pararse, ponerse en la piel del otro, pensar como el otro piensa, salir de nosotros mismos y el hecho de salir de nosotros mismos simplemente por hacerlo. Incluso sin pensar en ‘me voy a colocar en la posición del otro’, en cómo el otro piensa, en cómo el otro siente para poder entenderle mejor", ha zanjado. Está claro que lo más duro para Beatriz ha sido que la gente piense que su decisión tiene que ver por sus problemas mentales, algo lejos de la realidad. “Los ecos que me han llegado es que estoy loca, que seguramente esté enferma mental, que tenga una seria depresión”, explicaba la periodista.

También te puede interesar...

Emilio gana 2.000 euros en CADENA 100: "Estamos sufriendo y han caído del cielo"

"Insultos, faltas de respeto, adjetivos peyorativos...": Sofía Cristo denuncia el acoso que está sufriendo

Relacionados

CADENA 100