Dos inesperados ingredientes caseros dejan como nueva tu vitrocerámica sin productos de limpieza

Exite un truco definitivo para limpiar la vitrocerámica sin dañarla con todos los productos de limpieza
vitrocerámica

Tiempo de lectura: 2’

La vitrocerámica es una de las partes de la cocina más complicadas de limpiar y más fáciles de dañar, pero hay trucos de lo más sencillos y útiles que te librará de todos estos problemas. Y es que, hay un método utilizado por Alanna, usuaria del grupoMums who Clean de Facebook, que ha conseguido hacer viral su vídeo gracias a la fórmula que emplea para limpar la vitro. En realidad su sistema es de lo más sencillo

Lo primero es secar la vitocerámica con papel de cocina y eliminar restos de comida que siempre se quedan pegados después de cocinar.

  • Bicrbonato: este es el producto estrella. Debemos espolvorearla con abundante bicarbonato y extenderlo bien.
  • Los siguiente será llenar un cubo con agua templada y aplicar un chorro de lavavajillas.
  • Mojar uno, dos o los paños que necesites, escurrirlos y cubrir la vitrocerámica con ellos.
  • Tiempo: dejar actuar durante 15 minutos aproximadamente.
  • Retirar los paños y usarlos para eliminar los restos de bicarbonato. Pasar un trapo húmedo para que la cocina vuelva a brillar.
  • Con estos seis pasos, la vitrocerámica, o cocina de gas, debe quedar como nueva. Sino hay otros trucos que pueden ayudar a conseguirlo.

Vinagre blanco y rasqueta

Lo primero es extender bien el vinagre por encima de la vitrocerámica. Debes insistir en aquellas zonas donde haya manchas o marcas. Con la rasqueta, retirar los restos de suciedad más resistentes. Luego volver a pasar la el paño con vinagre y secar bien la superficie con papel de cocina.

La pasta de dientes

Añadir un poco de pasta de dientes y extender con una bayeta con movimientos circulares. Parece una locura, pero funciona. En los lugares donde se acumule más suciedad aplicar más presión con la bayeta, mientras extendemos la pasta. A continuación, pasar de nuevo la rasqueta y con los restos que queden de pasta de dientes, volver a frotar con movimientos circulares.

limpieza

Alcohol de limpieza

Si solo con la pasta de dientes no funciona, puedes probar esto. Con una bayeta humedecida con agua, retirar la pasta de dientes sobrante. Cuando ya no queden restos, aplicar el alcohol de limpieza diluido en agua y secar bien con papel de cocina.

También te puede interesar...

Este el número de veces que puedes echarte gel hidroalcohólico para no poner en riesgo tu piel

Relacionados

CADENA 100