El día más oscuro en la vida de Fiama, de 'La isla de las tentaciones': "No tenían la manera de salvarme"

Fiama Rodríguez: "Los médicos habían dicho que yo me moría"
Fiama, de 'La isla de las tentaciones' se sincera sobre su peor etapa de salud

Tiempo de lectura: 2’

Fiama, la exconcursante de ‘La isla de las tentaciones’, ha revelado los detalles más personales de su vida y ha aprovechado el tiempo en el espacio en Mtmad para sincerarse sobre una época en la que superó uno de obstáculos más duros de su vida. Todo ocurrió cuando empezó a hablar sobre sus tatuajes y el significado que tienen, y poco después quiso sincerarse sobre su problema médico. Comenzó explicando que poco antes de ir a un concierto, comenzó a molestarle la garganta. En aquel momento tenía diecisiete años. "Seguí hablando con mis amigos y me empezó a salir sangre, por la boca, por la nariz, pero como una cascada de sangre, era una pasada", relata.



Sus amigos la llevaron a urgencias de inmediato, donde Fiama siguió sangrando. Aunque los médicos en aquel momento no entendían lo que pasaba, ya que dejó de sangrar. En el relato, a Fiama se la veía muy emocionada y continuó explicando que cuando iban a darle el alta comenzó a sangrar y la tuvieron que trasladar a la unidad de críticos: "No tenían manera de salvarme". Sus familiares comenzaron a entrar de dos en dos en la sala donde ella estaba, despidiéndose. "Los médicos les habían dicho que yo me moría y que les habían dejado entrar a la zona crítica para despedirse. Me dijeron que iban a esperar a que tuviera el siguiente sangrado para sedarme y ahí acabaría mi vida. No derramé ni una lágrima, me quedé muy tranquila y decidí que lo que iba a hacer era estar bien, ser feliz. Me despertaba cada día y me maquillaba y me peinaba, me ponía a hacer chistes. Quería que, si me iba, el recuerdo que tuviera mi gente de mí fuera el de una persona feliz, no triste", confiesa la canaria.


La situación fue tan dura y tan grave que Fiama llegó a planificar su funeral. "Dije que quería que todos fueran de rojo y blanco, quería que mis cenizas las llevasen los motores porque mi padre es motero y les pedí que hicieran un cocktail". En cuanto a su recuperación, Fiama tuvo un momento de suerte, ya que apareció una médica que realmente le salvó la vida: "Me operaron porque cuando me iban a sedar una doctora que estaba allí, era una neumóloga de prácticas, y se volvió loca cuando se enteró de que con diecisiete años me iban a sedar. Las posibilidades eran mínimas", pero finalmente la operaron y acabaron quitándole medio pulmón. Aun así al salir de quirófano sus pulmones no funcionaba y estuvo intubada unos cuantos días. "Cuando iban a hacer la traqueotomía, miraron cómo tenía los pulmones, pero cuando dijeron la palabra bisturí empezaron a funcionar", así finalizaba la historia que daba sentido al significado de sus tatuajes. Fiama lleva en el brazo una catrina en el brazo porque "se ríe de la muerte".


También te interesar...

El nuevo rostro de una concursante de 'La isla de las tentaciones' totalmente desfigurado: "Me daba vergüenza"

Las consecuencias físicas de Lola tras su turbulento paso por 'La isla de las tentaciones'

Relacionados

CADENA 100