La curiosa petición de la madre y las hermanas de Jorge Javier: “¿Me dejas contarlo?”

Jorge Javier ha contado en su blog un episodio de lo más divertido que ha vivido con su madre y sus hermanas
ctv-q9d-jorge-javier-madre

Tiempo de lectura: 3’

Jorge Javier está muy unido a su madre, la Mari, y a sus dos hermanas, a pesar de que no las ve todo lo que le gustaría debido a sus compromisos profesionales. Pero ellas siguen sus pasos allí donde va y este pasado fin de semana estuvieron en Valencia asistiendo como público a su función ‘Desmontando a Séneca’ en el Teatro Tívoli. Un plan en familia al que no pudieron resistirse, al igual que el plan posterior a la función, dormir juntos en el hotel y reunirse de nuevo en el desayuno, donde intercambian confidencias e impresiones.

Ha sido en su blog de Lecturas donde ha publicado algunas de ellas y son de lo más divertidas, porque si hay algo que le sobra a esta familia es sentido del humor como siempre han demostrado. “En este viaje hemos aprovechado para hablar de nosotros, que nunca lo hacemos. Yo he aprovechado para contarles una decepción muy grande que he tenido y ellas me han animado de una manera tan sencilla como práctica. Y me ha servido, fíjate”, ha expresado el presentador. Y es que no hay nada mejor que la familia para ayudar a sobrellevar las decepciones, palabra de CADENA 100.

Jorge Javier intercambia consejos y confidencias en familia

Lo mejor para restarle trascendencia a los problemas es compartirlos con gente que no tiene nada que ver con ellos. Te dan otra visión y te ayudan a enfrentarte a ellos sin ofuscarte. Creo que estamos ya en una edad que debemos admitir pocas tonterías”, ha expresado Jorge Javier en su blog. Y es que su madre tiene 81 años y sus hermanas son mayores que él, por lo que como diría el refrán, “la experiencia es un grado”, y ellas la tienen. “Quiero decir que toca aprovechar el tiempo y aceptarnos cada uno como somos. Y disfrutarnos”, ha añadido, y es que ellas siempre le verán como el pequeño de la familia y el que más se parece a su padre.

Dicen que tengo el mismo pronto que mi padre y tienen razón, pero con los años lo he ido domesticando”, ha dicho, poniendo como ejemplo la televisión, en la que cada vez está más relajado y sin meterse en tantas discusiones y embolados, aunque siempre cae alguno. Y no solo en la tele sino también fuera de ella, con su familia, prueba de ello este ejemplo: “Ana, mi hermana mayor, duda en el desayuno entre comerse un cruasán o no comérselo. Y mi madre le aconseja que se lo coma porque de lo contrario le engordarán las ganas. “Engordas igual si te lo comes o no”, dice mi madre. Y ninguno osamos rebatir tal argumento porque hemos crecido con esa idea metida en la cabeza”, ha explicado.




La petición de su madre y su hermana a Jorge Javier

Finalmente su hermana se comió ese cruasán y lo disfrutó como nadie, por lo que, según la teoría de su madre, al comérselo adelgazaría aproximadamente medio kilo. Una conversación que se alargó del desayuno a la comida, donde hablaron de los cuerpos y una de sus hermanas y su madre le hicieron una petición de lo más divertida. “Mi hermana Ana se queja de las bolas de grasa que le han salido debajo de los brazos”, ha explicado, algo que le preguntó si podía publicar en el blog. “La noto mohína, así que intento convencerla contándole que igual una clínica le paga la operación”, ha expresado. Y, su madre, tampoco quiso desaprovechar la ocasión de hacer una petición tras escuchar esa frase de su hijo: “Entonces pon que yo tengo juanetes y dedos martillo”. Una conversación desternillante que demuestra la buena relación que existe entre Jorge Javier y su familia.

También te puede interesar...

La vida privada de Jorge Javier Vázquez: de sus hermanas a su gran patrimonio

La divertida anécdota de la madre de Jorge Javier en el bingo: “Pero mamá, ¿por qué?”

CADENA 100