Crispación con Violeta Mangriñán al hablar del dinero que gana ahora: “Qué tranquilidad no mirar la cuenta"

El dinero que gana Violeta Mangriñán en redes sociales es, según ella, el que nos imaginamos y no ha tenido problema en reconocerlo
El dinero que gana Violeta Mangriñán como influencer en redes sociales

Tiempo de lectura: 3’

Hace unas semanas Violeta Mangriñán reconoció que había sufrido una recaída en su anorexia y que necesitaba ponerse en manos de profesionales. La influencer ya ha acudido a su primera sesión con el psiquiatra y confía en que esta vez sea la definitiva y vencer de una vez por todas esta enfermedad que le lleva persiguiendo tantos años. Su problema ha sido la fama, y es que cuantos más seguidores tiene, más exigente es consigo misma y con su imagen, algo que le ha llevado a mirar más su cuerpo y preocuparse demasiado por su aspecto físico, llegando incluso a dejar de comer durante varios días.

Pero esta vez en su nuevo capítulo de Mtmad, la plataforma online de Mediaset en la que colabora, ha querido hablar sobre otro tema bien distinto: el dinero. Un tema sensible en este momento de crisis mundial y más en nuestro país, que lucha por sobrevivir. Saber cuánto gana un influencer por subir fotos a las redes sociales o promocionar productos es algo que todo el mundo quiere saber, y aunque ella no haya querido revelar la cantidad exacta, sí nos ha dejado muchas pistas sobre lo que podría llegar a ganar. Además, ha hablado sobre los lujos que se puede permitir gracias a este trabajo y que antes eran impensables para ella. Aunque, eso sí, siempre con cabeza y con los pies en la Tierra.

El dinero que gana Violeta Mangriñán en redes sociales

Aunque no le gusta llamarse a sí misma influencer porque es una etiqueta, lo cierto es que cuenta con casi 1 millón y medio de seguidores en su cuenta de Instagram y vive de ello. “Parece que la gente habla de esto como si no fuera un trabajo, siempre como con desprecio, como con inquina… en resumen, como con envidia”, ha asegurado. Pero detrás de su perfil hay mucho trabajo y así ha querido expresarlo ella misma, asegurando que la vida le ha cambiado mucho para mejor económicamente pero para peor en lo personal porque es más insegura y tiene muchos más complejos.

“Esto me ha afectado a niveles emocionales. Si tengo que compararlo con mi vida de antes, ahora gano muchísimo más dinero que antes y tengo una situación económica mejor. Gano tanto como creéis. La última vez que hablé de cifras en mi canal se me juzgó muchísimo, pero conforme están las cosas, no me puedo quejar”, ha afirmado. Pero siempre ha tenido claro que, aunque gane mucho dinero, tiene que ahorrar, entre otras cosas para comprarse una casa porque no quiere vivir de alquiler toda su vida y porque ella sabe bien lo que es trabajar duro para conseguir el dinero ya que lo vivió en el pasado.

Los caprichos y lujos de Violeta Mangriñán

He tenido épocas en mi vida que trabajaba 45 horas y no llegaba a los 1.000 euros al mes. Cuando has trabajado y sabes lo que cuesta ganarlo, luego lo valoras más”, ha asegurado Violeta Mangriñan. Aunque, eso sí, tiene sus caprichos y de vez en cuando se compra bolsos y zapatos de marca pero de manera coherente y con cabeza y solo si se lo puede permitir. “No me gusta la gente que vive por encima de sus posibilidades”, ha asegurado. Otra de sus opciones es invertir en negocios, algo que en alguna ocasión le ha salido mal porque le han estafado pero no descarta seguir haciéndolo.

Pero sin duda lo que más le gusta de ganar tanto dinero es el hecho de ir a un restaurante y no tener que preocuparse por la cuenta. “Qué tranquilidad no mirar la cuenta. Hay veces que no miro la cuenta, y antes miraba céntimo a céntimo. Yo no soy así, lo miro todo al detalle”, ha afirmado. Pero también queda un hueco para ayudar a su familia económicamente en caso de que lo necesiten. “Me hubiera gustado tener un Rolex, pero no me lo he comprado porque es muy caro. Si las cosas van bien, me gustaría comprármelo en un futuro, pero ahora tengo otras prioridades”, ha asegurado. Su mayor lujo ha sido comprarse un coche y se considera una persona afortunada, aunque también inteligente, ya que sabe que esto de las redes sociales es efímero. “Vivo el momento e intento hacer las cosas bien, por si se acaba, me gustaría mantener un buen nivel de vida. Instagram no es eterno, como todo, tiene fecha de caducidad. Espero que le queden muchos años”, ha concluido.

Comprarse un coche, el mayor lujo de Violeta Mangriñán

También te puede interesar...

Violeta Mangriñán sufre una recaída en su anorexia y pide ayuda: “Nunca te acabas de curar”

La desesperación de Violeta Mangriñán: ''Me veo fea y gorda 25 días de 30 del mes''

CADENA 100