La conversación viral entre un casero y un posible inquilino que indigna a Twitter: "Perdón por la ignorancia"

Se genera un debate en la red social después de leer el intercambio de mensajes en WhatsApp, difundida mediante un pantallazo
Imagen de la conversación entre el propietario de una casa y un camarero que ha agitado Twitter
Twitter

Tiempo de lectura: 2’

La cuenta de Twitter Soy Camarero se ha convertido en una especie de altavoz para que nos demos cuenta de la cantidad de historias que acaecen alrededor del mundo de la hostelería de las que nos somos conscientes ni por asomo. Desde comportamientos por parte de los clientes que ponen en tela de juicio su educación, hasta las condiciones abusivas en muchos casos que ponen sobre la mesa los dueños de los locales para contratar a alguien. Ahora, desde ese perfil, también se ha querido mostrar la negativa que ha recibido un camarero por parte de un casero al que pretendía alquilar su vivienda para instalarse con su pareja.

Bajo el título 'Cuando vas a alquilar un piso, pero trabajas en hostelería', coloca un pantallazo de una conversación de WhatsApp en la que se puede comprobar cómo, la profesión del que quiere convertirse en arrendatario, le lleva a cosechar una negativa rotunda por parte del arrendador. "¿Tienes mascota? ¿Cuántas personas residirían?", son las dos primeras preguntas que recibe, contestando con mucha educación: "Buenas tardes. Podría el viernes a las 10.30 visitarlo con mi pareja. Tengo contrato indefinido y sería para mí y mi pareja". Unas palabras tras las que recibe el contraataque: "¿A qué os dedicáis? ¿Tenéis mascota?".

Es entonces cuando este, se pasa a la modalidad de la pregunta, sospechando que hay algo que no va bien y que le va a traer problemas: "¿Importa el oficio para alquilarlo? ¿Igualmente teniendo contrato indefinido?". La respuesta era tan demoledora como un "sí" que se llevaba una réplica más extensa, pero no menos contundente: "Gracias, no me interesa si os fijáis en el trabajo. Porque trabajo en la hostelería y a la gente no le interesa". Y no se equivoca: "Por eso no lo dices y le das vueltas. Efectivamente, los propietarios de esta vivienda no quieren hostelería". Esta conversación termina con un golpe definitivo por parte del trabajador de la hostelería: "Gracias por nada y por empezar de esa manera la conversación".



Opiniones en la red

A pesar de que hay algunos que le dan la razón a quien se niega a alquilarle el piso por ser camareo -o similar-, la opinión que prodomina es la de la indignación. "¿Qué tiene que ver trabajar en hostelería? ¿Prefieren que os dediquéis al narcotráfico?"; "Disculpa, estoy un poco desubicado. ¿Qué problema hay con que alguien sea de hostelería? De verdad que llevo unos dos minutos dándole vueltas, pero igual estoy muy desconectado de la realidad y no encuentro nada con sentido mínimo"; "No quieren camareros porque saben que es uno de los sectores más precarios: mal pagado e inestable (incluso con contrato indefinido) y con horarios 'raros'. Por eso no nos quieren como inquilinos"; Preguntar el oficio debería estar prohibido, igual que vetar las mascotas, para eso hay una fianza, si dañan algo se cobra de la fianza y punto, y si hay molestias se les echa (yo he sido inquilina con animales, muchos, y jamas he dado problemas). Que se coman el piso con patatas"...

Estos son algunos ejemplos del revuelo que se ha generado alrededor de un mensaje que roza los 3.000 retuits y ya supera la barrera de los 17.000 'likes'.

Relacionados

CADENA 100