La súplica entre lágrimas de Isabel Pantoja a Kiko Rivera tras confesar que sufre depresión: “Me has dejado trastornada”

Isabel Pantoja irrumpió en directo en la entrevista de Kiko Rivera para mostrarle su apoyo y a la vez darle una buena reprimenda
Isabel pantoja en shock al conocer que Kiko Rivera tiene depresión

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Kiko Rivera se sentó en ‘Sábado Deluxe’ para acabar de una vez por todas con los rumores de sus deslealtades a Irene Rosales. Aunque reconoció que sí tuvo algún idilio en el pasado cuando su matrimonio estaba atravesando un bache importante, aseguró que hoy en día está muy enamorado de su mujer y que están más felices que nunca junto a sus hijas Ana y Carlota. Pero finalmente la entrevista se fue por otros derroteros y resultó ser más una auténtica terapia de choque para Kiko, que acabó confesando que sufre depresión.

También tuvo que hablar sobre otros frentes abiertos, como la ayuda que ha cobrado del Gobierno en los últimos meses por no haber podido trabajar, que acabó aclarando que se trataba de una ayuda que dan a todos los autónomos y que no es algo excepcional o de su adicción a las drogas, que ya tiene completamente superada aunque a veces le cuesta hacer frente a situaciones y lugares que le traen recuerdos del pasado. Pero sin duda el momentazo de la noche llegó cuando su madre Isabel Pantoja irrumpió en directo para mostrarle su apoyo y hacerle ver que su depresión no es lo más importante en estos momentos tan complicados que vive el mundo entero con la pandemia.

Kiko Rivera sufre depresión

Me veis siempre feliz y sonriendo. Y no soy así. Sigo teniendo la autoestima muy baja”, aseguró Kiko Rivera en su entrevista en el ‘Deluxe’. “Nunca me he sentido un tío atractivo, un tío especial. Sé que la mayoría de las veces que se me ha acercado la gente ha sido por conveniencia, y eso es muy duro”, dijo visiblemente apenado. “Estoy en un momento de mi vida muy jodido”, reconoció, dándose cuenta de que debería ir al psicólogo pero que no lo hacía por vergüenza. “Estoy triste, estoy decaído, no estoy feliz con mis metas. Quizá no esté al 100% con mi trabajo”, reconoció.

Estoy en el subsuelo, en el puñetero subsuelo”, dijo casi entre lágrimas. “Me siento decaído. No tengo ganas ni de vestirme, ni de raparme la p*ta cabeza, ni de perfilarme la barba. No me quiero”, dijo, algo que los colaboradores calificaron de depresión y le pidieron que acudiera a ayuda psicológica. “Si Irene no estuviese a mi lado, igual no estaría vivo”, reconoció, refiriéndose a su mujer Irene Rosales. Ella misma intervino telefónicamente para mostrarle su apoyo y no dudó en prometerle que saldrían adelante juntos.

La llamada de Isabel Pantoja le devuelve a la realidad

“No quiero que sigas hablando de esos temas, te lo suplico. Te hace mal y me hace mal. Piensa que estamos sanos, hay una pandemia en el mundo, lo que tú estás pasando no es importante. Han fallecido millones de personas, eso sí es importante. Lo tuyo se puede curar”, le dijo Isabel Pantoja a su hijo Kiko Rivera en una llamada sorpresa al ‘Deluxe’ que duró casi media hora y en la que le dejó las cosas bien claras al Dj y le mostró todo su apoyo. “Tienes que tener el valor de decirle a tu mujer, a tu madre, que estamos aquí pendientes de vosotros. Tardo cero coma en llevarte a donde te tenga que llevar. Me lo tenías que haber contado antes porque me has dejado trastornada”, dijo entre lágrimas la tonadillera al enterarse de manera repentina que su hijo sufría depresión.

Kiko Rivera sufre depresión

“¿De qué estás triste tú? ¿Porque no hay trabajo? A ti no te va a faltar un plato de lentejas”, le quiso dejar claro, haciendo hincapié en que hay cosas mucho peores como la pandemia mundial en la que nos encontramos, por lo que le dijo que “no tenía derecho a estar mal” y enfadó al propio Kiko. “Me duele que me digas eso. No comparo mis sentimientos con nada, pero simplemente he contado cómo me siento. No puedo fingir estar bien. Si he provocado un daño, lo siento. Necesito abrazos y besos, no que me digan que no tengo derecho a estar así", le reprochó a su madre. “Nunca vas a estar en el subsuelo. Eres una persona noble, eres una persona buena. Tienes una familia que nos morimos por ti”, le recordó también. Finalmente ese pequeño rifirrafe quedó en nada y ambos se despidieron entre “te quieros” y palabras bonitas.

CADENA 100