El relato más desgarrador de Álvaro Morte ('La casa de papel'), sobre su lucha contra el cáncer: "Lo peor..."

El actor se ha sincerado sobre la enfermedad y cuáles son las herramientas con las que fue capaz de hacer frente el bache más duro de su vida
Álvaro Morte se sincera sobre su terrible experiencia con el cáncer hace 16 años
Cordon Press

Tiempo de lectura: 2’

'La casa de papel' se ha convertido en uno de los fenómenos audiovisuales más fuertes a nivel mundial de los últimos años. Buena parte de ello la tiene Álvaro Morte, el actor que da vida al profesor. Un personaje que le ha valido una fama con la que no contaba hasta el momento, a pesar de la larga trayectoria con la que cuenta en su currículum. Y un hombre para el que la vida no ha sido, para nada, un camino de rosas. De hecho, hace 16 años le diagnosticaron una enfermedad que le sirvió no solo para reflexionar, sino también para hacerse fuerte y acumular en su mochila vital una serie de experiencias muy enriquecedoras.




Nos referimos a un tumor maligno en su muslo derecho. Un cáncer que le hizo montarse, de manera involuntaria, en una montaña rusa de sensaciones incontrolables. En un ir y venir de sensaciones y sentimientos con los que tuvo que aprender a vivir. Hace unos días, aprovechando el estreno de la temporada final a la que le debe tanto, se sinceró, como nunca antes -hay que recordar que no le hace ni la menor de las gracias hablar de todo lo que no sea su trabajo-, sobre esta situación concreta de su vida.

Se abre en canal

"He pasado momentos muy malos y siempre ha intentado matenerme positivo. Creo que lo inteligente en la vida es saber encontrar esas cosas por las que brindar y yo tengo muchas", comenzaba a las puertas del Teatro Real de Madrid, antes de entrar de lleno en el relato de esos problemas de salud que tanto le hicieron crecer como persona. "Son escollos que suceden en la vida, que forman parte de ella y hay que enfrentarse a ellos. Ya está. Creo que cada uno se puede enfrentar a esta enfermedad como quiera, como pueda y como su cabeza se lo permita. Pero sí, en aquel momento, a mí me ayudó tener una actitud más feliz, por decirlo de alguna forma", explicaba ante la prensa.




Y añadía: "Lo peor de una enfermedad es sentirse enfermo. Lo que a mí me funcionó para enfrentarme a ello fue sentirme vivo. Al principio creía que me iba a morir, que me cortaban la pierna…Y no ha pasado nada". Además, sacaba a la luz esas preguntas, cargadas de miedos e inseguridades, que le inundaron la mente en esos momentos: "Pero en ese tiempo pensaba: si me muero dentro de tres meses, ¿puedo hacerlo tranquilo? ¿He respetado a la gente que me rodea y que me quiere? ¿He sido fiel a mis principios?".

Además, y haciendo una excepción, daba una pincelada de esa hermética vida privada en la que no suele dejar que entre ni un rayo de luz: "Procuro sacar todo el tiempo que puedo para estar con mis enanos. Quiero disfrutar de ellos todo lo que pueda". Sí, más allá de cómo se ha mostrado delante de las cámaras, también es capaz de conciliar con su vida familiar.

También te puede interesar...

Los escenarios que han visto crecer a Pablo Alborán como artista: Del Sofá Blanco a su Gira de Teatros 2022

Más de 50 millones de euros: el éxito en cifras de 'All I Want For Christmas Is You', de Mariah Carey

CADENA 100