¿Qué fue de Íñigo, “el del polo verde” de 'Gran Hermano 1' y concursante de 'GH VIP 1'?

Entró como reserva y se convirtió en el quinto finalista, y ahora su vida nada tiene que ver con la que tenía hace 19 años
¿Qué fue de Íñigo, “el del polo verde” de 'Gran Hermano 1'?

 

Tiempo de lectura: 2’

La primera edición de 'Gran Hermano' marcó un antes y un después en el mundo de la televisión. Nunca antes se había visto en nuestro país un reality en el que concursantes que no se conocían de nada convivían encerrados en una casa. En el año 2000 catorce jóvenes se sumaron a esta aventura y hoy, 19 años después, sus vidas son completamente diferentes, aunque algunos como Ismael Beiro, el ganador, siguen ligados a la televisión. El nombre de Íñigo ha vuelto a sonar con fuerza después de que saliera a la luz su nueva vida como profesor en Granada.

Outdoor, el portal de Telecinco en el que se habla de la vida de los famosos, ha desvelado cómo es la nueva vida de Íñigo González, el que fue conocido por los espectadores en 'GH 1' como “el del polo verde” un nombre que le pusieron porque era una prenda que nunca se quitaba. Entró como reserva y al final quedó como quinto finalista, a las puertas de la gran final. En un principio, tras salir de la casa, quiso dedicarse al periodismo, de hecho hizo un máster en dirección de comunicación, “4.000 euros que no han servido para nada”, ha explicado.

Ahora se dedica a la docencia y es feliz impartiendo clase en Granada. Esta nueva vida “ha conseguido que se olvide del periodismo. Ha conseguido romper los pájaros que tenía en mi cabeza, en mi insistencia en ser periodista”, ha confesado. En su faceta como profesor ha encontrado la felicidad y la estabilidad que necesitaba. “Yo entro en clase y me siento feliz. Hablo con los alumnos, me cuentan sus inquietudes y bajo este clima y atmósfera tan agradable hay un denominador común: la enseñanza, el aprendizaje y el conocimiento”, ha contado.

Junto a Ismael e Iván formó un trío televisivo que a día de hoy sigue siendo recordado y, aunque no tengan la relación de entonces, ha afirmado que siguen manteniendo el contacto por whatsapp y Facebook. Además, guarda buenos recuerdos de su paso por la casa de Guadalix. “Me lo pasé fenomenal, disfruté mucho y no me arrepiento de haberlo hecho. Di bastante juego y generé muchos vídeos”.

Su paso por el reality le permitió hacer sus primeros pinitos en al televisión en programas como 'Quédate conmigo' o 'Crónicas Marcianas' y posteriormente, en el año 2004, participó como concursante en la primera edición de 'GH VIP', convirtiéndose en el cuarto expulsado. “Me gustaría destacar que me sentí un poco incómodo, mis propios prejuicios me ahogaron, jugué fatal, me dejé eliminar”, ha explicado sobre esta etapa de su vida.

Su cambio físico es evidente, llegó a perder 20 kilos aunque poco a poco ha ido recuperando alguno, pero “es muy feliz así”. Además, ha escrito dos libros y ha vivido muchos años fuera de España dando clases de inglés en el extranjero. Una vida con sus luces y sus sombras en la que poco a poco ha ido encontrando su sitio.

Relacionados

CADENA 100