La profunda tristeza de Miguel Ángel Revilla al hablar de su hermano en 'Mi casa es la tuya'

Bertín Osborne se sentó con Michel Ángel, no el Presidente de Cantabria, y mantuvieron una sincera charla que dejó muy tocado a Revilla
La profunda tristeza de Miguel Ángel Revilla al hablar de su hermano en 'Mi casa es la tuya'

 

Tiempo de lectura: 2’

Acostumbrados a verles en atriles y mitin, manteniendo la compostura y con cierta distancia entre su papel como político y su cara más personal, es realmente llamativo cuando se muestran tal cual son, sin importarles nada más que sus emociones.

La pasada noche Bertín Osborne entrevistó a Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, pero no como político, sino como persona. Revilla es uno de los rostros más mediáticos de la televisión. De hecho, es uno de los invitados que más veces se ha sentado también en 'El Hormiguero' con Pablo Motos. Y en todas sus apariciones bate récords de audiencia. Todo un fenómeno de la comunicación que intenta con su desparpajo y naturalidad acercar a la gente o que al menos pueda conectar con la política, en una etapa tan convulsa.

 

Sin embargo, esta cita con 'Mi casa es la tuya' no fue así. Y aunque no es la primera vez que Revilla visita a Bertín, en pocas ocasiones se ha dejado ver tan roto y emocionado. Todos tenemos en la vida puntos débiles, momentos duros que nos remueven y sin duda, el que marcó toda la vida de Miguel Ángel Revilla fue la muerte de su hermano Jaime.

 

En un momento donde hablaban sentados en un banco en plena naturaleza de la casa donde nació y creció, a Revilla le invadían los buenos recuerdos. Pero confesó que ''desde que se marchó de esa vivienda no ha vuelto a ir porque el que fue su hogar guarda también recuerdos muy muy dolorosos'': ''Si voy empezaré a llorar porque me voy a acordar de la habitación que tenía con mi hermano Jaime. Jaime está en mi vida siempre, se quitó la vida con treinta años. Yo lo hubiera cambiado todo ni ser presidente ni todo lo que haya podido hacer desde la humildad por Cantabria, porque mi hermano estuviera vivo'', reconoció muy emocionado.

 

Y es que hay cosas en la vida que se escapan de nuestra mano. Sin embargo, todo lo que sucede a nuestro alrededor nos marca. Lo importante es conseguir sacarle la mejor lectura posible a cualquier reto o golpe de la vida, por duro que resulte. En este caso, Revilla se aferró a luchar por su tierra y trabajar para los cántabros. Algo que le ha ayudado para no caer en tantos años de luto.

Relacionados

CADENA 100