El pasado desconocido de Buenafuente: de su amor con Silvia Abril y el secreto por el que vendió sus mansiones

Tras pasar por varias cadenas, Andreu Buenafuente se ha convertido en un rostro habitual de Movistar+ con 'Late Motiv'
Buenafuente y Silvia Abril

Tiempo de lectura: 7’

Andreu Buenafuente es un humorista, productor y presentador de televisión. A pesar de haber pasado por multitud de espacios, actualmente, es principalmente conocido por ser fundador de la productora audiovisual 'El Terrat' y por estar ligado a Movistar+, ya que, desde 2016, se encuentra al frente de 'Late Motiv'.

Aunque comenzó su carrera en la radio con tan solo 17 años, pronto dio el gran salto a la televisión. En 1997 participó en 'El terrat', programa con el que obtuvo el Premio Ondas a 'Mejor programa de Radio Local' y, cinco años después, en 'La isla de los mosquitos'. Hasta que debutó en la pequeña pantalla en TV3.

En la cadena autonómica se le ha visto en espacios como 'Persones humanes' (1992), 'Tot per l'audiència', 'Sense Títol' (1995), 'Sense Titol 2' (1996), 'Sense Titol', 'Sense Vacances' (1997) y 'Sense Titol S/N' (1998), todos ellos producidos por El Terrat y dirigidos por el propio Buenafuente, 'La cosa nostra' (1999) o 'Una altra cosa' (2002).

Silvia Abril y Andreu Buenafuente perro

Hasta que en 2005 consiguió hacerse un hueco en la televisión nacional, en la que se estrenó hace años con su participación en 'Al ataque' (Antena 3). En el mencionado canal de Atresmedia obtuvo protagonismo al presentar su propio late night, 'Buenafuente', formato por el que volvió a ser galardonado con un Premio Ondas, esta vez a 'Mejor programa de entretenimiento'.

En 2007 fue trasladado a laSexta con el mismo espacio, aunque en 2012 regresó a Antena 3 con 'Buenas noches y Buenafuente' después de haber retomado sus raíces con 'Com va la vida?' en TV3. Echando de menos la franja horaria nocturna, logró volver a laSexta en 2013 con 'En el aire', hasta que fue fichado por Movistar+ en 2015, donde se mantiene actualmente. Además, cuenta también con su propio programa de radio, en el que locuta junto a Berto Romero: 'Nadie sabe nada'.

Por otro lado, también se la ha podido ver como actor de teatro o de cine: 'Torrente', 'Spanish Movie', 'El culo del mundo', 'Anacleto: Agente secreto', 'El Pregón', 'Un corazón roto no es como un jarrón roto o un florero' o 'Tiempo después'.

A pesar de ser un conocido personaje Mediático, a excepción de su matrimonio con Silvia Abril, con quien presentó los Goya, siempre ha intentado mantener su vida privada al margen, por lo que hay información que resulta desconocida para sus seguidores.

Los Goya 2019 con Andreu Buenafuente y Silvia Abril 

Los Goya 2019 con Andreu Buenafuente y Silvia Abril 

La relación con sus padres

El presentador es hijo de Joan Buenafuente y Teresa Moreno. Su padre, nacido en Reus, fue jugador de fútbol en el Club de Futbol Reus Deportiu y, años más tarde, representante. En cambio su madre nació en Murcia y se dedicó a la industria textil.

El padre del cómico resulta más desconocido para la audiencia, mientras que la madre ha aparecido en varios programas de televisión: 'Els meus pares' de TV3 (2018). En el mencionado programa aseguró que estaba "enamorada de su hijo" y le admiraba mucho: "Tengo un montón de fotos por todas partes, cuando voy a dormir le digo 'buenas noches Andreu, te quiero mucho' y ya me duermo. Todo lo que tengo le debo a él".

Trabaja en familia

A pesar del cariño que Teresa muestra por su hijo, no es hijo único y comparte el amor de su madre con Maite. Ella siguió el ejemplo de su hermano y se dedica a la televisión como actriz y fundadora de El Terrat, la productora del cómico.

Buenafuente, obligado a dejar temporalmente la televisión para someterse a una operación quirúrgica

 

Cómo se enamoró de Silvia Abril

Pero su familia no termina ahí. El humorista, tras años de relación, formó la suya propia junto a Silvia Abril. Fue en 2010 cuando Buenafuente hizo pública su relación con la actriz y humorista. Tras siete años desde que se formalizó su relación, la pareja se casó en secreto en el Ayuntamiento de Barcelona, el verano de 2017.

Tiempo después, el presentador de Movistar+ contó como se enamoró de Abril. Tal y como confesó, ocurrió en directo cuando estaba interpretando a la 'Niña de Shrek', un imitación habitual de su repertorio: "Cuando estaba haciendo el número se levantó la falda y me miró con cara de Silvia, no de Niña de Shrek. Nadie se dio cuenta, pero yo sí. Después, hablamos mucho... Fuimos a casa. Le dije que nos deberíamos dar un beso ya. Y ese fue el momento en que empezamos a salir".

Asimismo, el presentador confesó que el humor es un gran pilar de su matrimonio: "Ella es más divertida que yo en la vida real. Te puedo soltar una de vez en cuando, pero la que es una fiesta es ella. Es muy payasa, una clown de la vida. Yo soy muy vergonzoso. Tengo pánico al ridículo".



Padre de familia

Un año después, en 2011, la pareja esperaba su primer hijo. Nació Joana, que ya tiene nueve años. Fue el presentador quien contó la noticia a través de su cuenta de Twitter. Es por esto por lo que Buenafuente se convirtió en padre a los 47 años y Silvia a los 41.

Antes del nacimiento de su pequeña, el matrimonio adoptó a Mel. La pareja tuvo que despedirse de su perro cuando cumplió doce años, este verano: “Ayer nos dejó Mel… no tengo palabras hoy, sólo lágrimas. Todos los que lo conocisteis y tuvisteis ocasión de cuidar de él, porque esta familia no para de moverse: ¡GRACIAS! Y gracias a ti también Mel, gracias por elegirnos, gracias por enseñarnos que el amor es infinito muchas veces. Costará 13 años más superar tu ausencia, has dejado una buena huella en nuestros corazones. Nos encontramos un día de estos Mel. Te quiero infinito”.



Su vínculo con Ada Colau

El cómico cuenta con un amplio círculo de amigos, entre los que destacan sus compañeros de 'Late Motiv' y de anteriores programas, como Jordi Évole. Aunque su inseparable pareja cómica es Berto Romero, con quien presenta 'Nadie sabe nada'.

Además, el presentador también mantiene una relación estrecha con una política. Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, fue la elegida para oficiar la boda secreta de Buenafuente y Silvia Abril en el Ayuntamiento de Barcelona.

Su desconocida relación

Aunque solo le recordamos por aparecer de la mano de Silvia Abril en las galas, Buenafuente también acaparó las portadas de las revistas del corazón cuando salía con la presentadora Carolina Ferre, con quien salió al menos un año. Su noviazgo salió a la luz en 2004, cuando se les fotografió juntos de vacaciones en la playa. A pesar de que parecían pasárselo muy bien, cortaron un año después, aunque siguen siendo amigos.

Buenafuente

Su pasado como rompecorazones

Al cómico, de cara al público, solo se le ha visto con Abril y Carolina Ferre. Sin embargo, su madre, durante su entrevista en el programa de TV3, contó que en su juventud fue muy ligón: "Traía a muchas novietas y le duraban muy poco... Yo no les quería coger cariño a ninguna. Estoy muy contenta con Sílvia", aseguró, dejando claro del aprecio que siente por la mujer de su hijo.



Tuvo que vender sus mansiones

No todo han sido buenos momentos para el comunicador. En 2016, Buenafuente tuvo que enfrentarse a los problemas económicos que atravesaba su productora, El Terrat, lo que solucionó poniendo en venta dos de sus propiedades. Según explicó Vanitatis, la empresa arrastraba pérdidas de más de 9 millones de euros y solo tenía unos beneficios de 33.000 euros.

Las dos mansiones estaban valoradas en 1,7 millones de euros, por lo que su venta le ayudó a superar el bache. Una de ellas, en la que solía pasar largas temporadas con su familia, estaba en Cabrera de Mar, plena comarca del Maresme (Barcelona), y contaba con 451 metros de parcela. Mientras que la otra propiedad está ubicada en Formentera y se trata de una vivienda con una sola planta de 65 metros cuadrados útiles.

Después de lograr vender sus propiedades, se mudó a un piso de la Comunidad de Madrid, de 200 metros cuadrados, por lo que ahora vive entre Barcelona y la capital, por motivos de trabajo, ya que los estudios de Movistar+ se encuentran en Tres Cantos.



Su actitud como jefe

Todos señalan al cómico como un 'jefe modelo', ya que, aun siendo el fundador de la productora audiovisual El Terrat, siempre ha dicho que no tiene un sueldo alto porque no quería despedir a sus empleados cuando la productora atravesaba una delicada situación. De hecho, el presentador puso en venta las dos propiedades anteriormente citadas para salvar la empresa sin tener que reducir la plantilla, manteniendo el puesto de sus 127 trabajadores.



Su hobby

Buenafuente siempre se ha mostrado muy volcado en el entretenimiento y el humor. Sin embargo, el presentador tiene una afición desconocida para sus seguidores, le encanta la pintura y la utiliza como terapia para relajarse y desconectar.

"A veces me pregunto por qué pinto. Es una pregunta un poco absurda porque pintar, dibujar, es una expresión, una necesidad, una terapia... Es un montón de cosas... Es el misterio apasionante de ver nacer formas, cuerpos, símbolos que ni tú habías imaginado. Pero es tu mano, tu pincel el que les da la vida", expresó en su blog.



Colaboración en 'The New York Times'

Gracias a su talento oculto, el comunicador logró compartir su trabajo y publicarlo en un importante periódico. Según contó en su blog, en 2007, se puso en contacto con "el diario más importante del mundo", a través de Mikel Urmeneta y Guillermo Nagore, y consiguió publicar varias ilustraciones de viñetas en el 'The New York Times'.



Faceta como escritor

También ha mostrado en varias ocasiones su pasión por la escritura, ya que ha publicado varios libros: 'La televisión en España' (2014), 'Sigo diciendo: los monólogos de La Sexta' (2010) y 'No entiendo nada' (2015).



Su guerra con las revistas del corazón

El cómico siempre ha dejado claro que no le gusta publicar su vida privada: “No me gusta hablar de mi vida personal, de toda la vida intento mantenerla para nosotros, porque sino llega un momento que no te queda nada”.

Es por esto por lo que Buenafuente ha tenido varios pleitos con revistas del corazón, los que ha ganado. En 2011, el Tribunal Supremo condenó a 'Diez minutos' a pagarle 48.000 euros por publicar fotografías suyas. Y, ese mismo año, la Audiencia de Barcelona condenó a la revista 'Sorpresa' a indemnizar al presentador con 55.000 euros por publicar instantáneas en las que aparecía desnudo. Dado que su objetivo no era conseguir dinero a su costa, sino solo quería evitar que volvieran a hacerlo, donó todo el dinero a varias ONG.



También te puede interesar...

Buenafuente, Berto Romero y Silvia Abril, destrozados: ''Descansa en paz''

Relacionados

CADENA 100