Luis Fonsi, Pablo López y Antonio Orozco cumplen el sueño de Miriam

La joven desmostró la pasada noche que los sueños se cumplen y que no hay que dejar de perseguirlos, porque: quien la sigue, la consigue
miriam la voz

 Miriam Fernández, en un momento de su actuación

Matilde Fenoy

Matilde Fenoy

Coordinadora digital 

Tiempo de lectura: 2’

Miriam Fernández llegaba la pasada noche al plató de La Voz en la sexta entrega de las audiciones a ciegas en busca de una experiencia, pero también con sueño por cumplir.

La superación personal de la joven había conmovido a la audiencia antes de enfrentarse a su prueba a ciegas con los coaches. Miriam, en la presentación previa a la actuación, contaba su historia personal, una historia marcada por la superación y el empeño de vivir . La joven hablaba de la discapacidad que la tiene en una silla especial, pero con total naturalidad y optimismo, reconocía que ''su silla no es un límite para nada''. Miriam es actriz, cantante y conferenciante, contagia las ganas de vivir, su pasión por la música y no pierde nunca la sonrisa.

La madileña de Colmenar Viejo, se armó de valor, se plantó en el escenario y conquistó al público interpretando una de las canciones más personales de Zahara, 'Con las ganas'. Sin más herramientas que su voz, la concursante logró emocionar al jurado, que no dudó en al girar sus asientos. Antonio Orozco, Pablo López y Luis Fonsi, le dieron al botón para luchar por su voz y sus caras de sorpresa fueron de la mano con la emotividad del momento. 

 

"Hay cosas que no podemos ver pero que uno siente y desde que empezas a cantar había una magia diferente. Tu voz tiene una fragilidad que te dan ganas de cerrar los ojos y te dan ganas de escuchar y enamorarte un poco más", explicó el puertorriqueño Luis fonsi a la aspirante.

Orozo, por su parte dijo visiblemente emocionado: "Me gusta muchísimo navegar. Tengo un barco muy pequeño. Hay dos tipos de rumbos: de aguja y verdadero. El rumbo de aguja es a donde uno va. El rumbo verdadero es a donde uno cree que va. No hay aguja posible para marcarte a ti cuál es tu rumbo, porque una vez aquí, el resto es posible. Dicho esto, me sobra ancla y me sobran flotadores. Si hay que flotar, yo floto contigo el resto de mi vida".

La joven que no podía ocultar su felicidad optó por sumarse al equipo de Luis Fonsi y acabó su intervención con una frase que arrancó los aplausos de los presentes: ''Que vuestra sonrisa cambie el mundo, pero no permitáis jamás, que el mundo cambie vuestra sonrisa''. 

Una vez más, esta edición de La Voz nos deja una importante carga emocional, con historias de superación y valentía. Provoca que a todos se nos remueva algo dentro, relativicemos y demos gracias por estar. Casos como el de Miriam y la reacción de los coaches demuestran la humanidad, humilidad y empatía. ¡Nos encanta y nos saca una enorme sonrisa!

Artistas relacionados

Relacionados