Las últimas palabras de Mila Ximénez antes de morir: “Nos hará señales”

Jorge Javier y Kiko Hernández pudieron hablar con Mila Ximénez antes de morir y han querido transmitir a todos su mensaje
ctv-r17-mila-ximenez

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Tras un año luchando contra un cáncer de pulmón, Mila Ximénez ha fallecido a los 69 años rodeada de sus seres queridos como era su deseo. No ha sido una semana fácil para sus compañeros de ‘Sálvame’, que han tenido que seguir trabajando con la incertidumbre de no saber cuándo se iba a morir ya que podía pasar en cualquier momento al haber estado sedada durante varios días. Pero en esos días de espera algunos de ellos han podido hablar con ella por teléfono, incluso verla como en el caso de Jorge Javier, y han querido contar todo lo que ocurrió en esas conversaciones que no podían guardarlas en un cajón.

Kiko Hernández y María Patiño también pudieron despedirse de ella, a petición de la propia Mila, que le encargó a su hija Alba Santana que les fuera llamando uno a uno para poder hablar con ellos e irse en paz. Una última conversación que lejos de recordar con desasosiego, les hace muy felices por el hecho de haberse podido despedir de ella. “Me despedí el martes pasado y jamás le agradeceré a Alba que siguiera las indicaciones de su madre porque poder despedirme de ella ha sido importantísimo, no me daba cuenta de lo mal que estaba hasta que no pude estar frente a ella y despedirme”, ha expresado Jorge Javier.

Las últimas llamadas que realizó Mila Ximénez

María Patiño pudo hablar con Mila Ximénez pocos días antes de morir y aunque se quedó impactada al ver su número de teléfono llamando y que estaba muy malita, lo cogió y se llevó una gran sorpresa porque era su hija Alba diciéndole si estaba preparada para hablar con su compañera. “Nosotras no teníamos química, la primera vez que nos vimos ni nos miramos. Disfrutaba haciéndole rabiar, le recordé una vez que saqué un billete de avión a Menorca y lo hice con Ryanair, había que pasar el vuelo lo mejor posible pero estaba cabreadísima y diciéndome: ‘cómo me sacas este billete de mierda’”, ha recordado entre risas, porque así era Mila, que te daba una de cal y otra de arena.

Jorge Javier también ha querido contar cómo fue esa despedida porque no podía quedársela para él y no compartirla. “Como fue tan poco alejada de lo triste, de lo oscuro, de lo tenebroso. Fue tan llena de luz que quiero compartirlo. Sé que mucha gente que la sigue necesita saberlo, me impresionó la lucidez y la serenidad con la que estaba. Me atormentaba pensar que tenía mucho de miedo de enfrentarse a este trance pero me dejó sosegado verla, agradeceré a la familia siempre que me lo permitiera”, ha relatado el presentador. “Va a ser algo que jamás lo voy a olvidar. Estos días pensaba: ‘no quiero ir a la televisión, no quiero hacer nada, quiero que mi relación quede para mí’. Pero siento la necesidad de hablar de ella y compartir con todos lo que ha significado, me parece tan bonito recordarla...es una sensación muy extraña”, ha añadido.





Las últimas palabras que transmitió a Kiko Hernández

“Llevo llorando y sin dormir desde el miércoles pasado. Recibí una llamada de Alba y me transmitió sus últimas palabras”, ha comenzado diciendo Kiko Hernández. “Me dijo que quería verme pero que no daba tiempo porque estaba muy cansada y que la sedaban. Que nos iba a cuidar desde el cielo, nos hará señales para que sepamos que sigue con nosotros”, ha dicho con lágrimas en los ojos. “Eso sí, le dije: ‘las señales que no sean por la noche que nos cagamos’”, ha añadido poniendo un toque de humor a lo sucedido.

También te puede interesar...

La última voluntad de Mila Ximénez antes de morir que rompe en dos a su hija Alba Santana

El desgarrador abrazo de Jorge Javier y Kiko Hernández en su despedida a Mila Ximénez

CADENA 100