Las lágrimas de Carlota Corredera en ‘Sálvame’ tras presenciar en directo el aplauso sanitario

La presentadora no ha podido contener la emoción al ver a todos los sanitarios aplaudiendo a las puertas del hospital Gregorio Marañón de Madrid
Carlota Correrdera se emociona en 'Sálvame' tras escuchar el aplauso sanitario

Carlota Corredera, muy emocionada en 'Sálvame'

  • Mediaset

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Estos días de confinamiento en casa tenemos todos una cita ineludible a las 8 de la tarde para salir a nuestros balcones y aplaudir. Aplaudir por toda esa gente que se está dejando la piel cada día para que el coronavirus desaparezca cuanto antes de nuestras vidas. es uno de los momentos más bonitos del día y la emoción está a flor de piel cada vez que escuchamos cómo todos estamos volcados en la causa. 

La emoción de Carlota Corredera al recibir un importante reconocimiento y dedicárselo a su padre

 Mediaset

Durante los aplausos de hoy, el reportero de ‘Sálvame’ Sergi Ferré, ha conectado en directo con el programa desde el hospital Gregorio Marañón en Madrid y hemos podido presenciar en directo cómo todos los sanitarios y personal del hospital salía a la calle también a aplaudir y a dar las gracias a todos los que desde sus balcones les aplaudían por el gran trabajo que están realizando. Ha sido tan bonito ese momento que hasta Carlota Corredera se ha emocionado y no ha podido reprimir sus lágrimas.

Carlota Corredera, muy emocionada al escuchar en directo el aplauso sanitario

Qué difícil, ¿no? Jolín. Emociona mucho ver a la gente que se está dejando la piel por salvar a los enfermos. Hay pacientes de todo tipo, con todo tipo de problemas, no solo coronavirus, y que aplaudan a la gente que les aplaude es…”, ha dicho Carlota Corredera visiblemente emocionada y sin poder terminar la frase con lágrimas en los ojos. 

No es el primer día que la presentadora presencia estos aplausos, ya que días atrás lo ha hecho en el balcón de su casa con su hija, pero la emoción prevalece por encima de todo. “Cada vez que salgo a la ventana a aplaudir con mi hija, nos miramos y siempre pienso que es agradecimiento y un día menos”, ha contado. “No nos vemos, no salimos a la calle y el único momento de contacto es cuando salimos a aplaudir y es mágico. Está siendo duro pero ese ratito de las 8 nos da la vida a todos”, ha expresado. 

“Una de las grandísimas cabronadas que tiene es que por lo contagioso que es, los enfermos están solos y los familiares no pueden verles ni tocarles. Pero cambian mucho los hechos gracias a esa gente que está cuidando de ellos y dándoles su apoyo emocional”, ha dicho refiriéndose a la figura de los sanitarios. 

También te puede interesar...

Sonsoles Ónega pide disculpas tras no poder reprimir sus lágrimas al hablar del coronavirus

Las lágrimas de Ana Rosa en directo al escuchar a un vecindario cantar 'Chiquitita' de ABBA

La emoción de José Ribagorda, de 'Informativos Telecinco', al despedirse de los espectadores

CADENA 100