Las complicaciones de Belén Esteban tras partirse la pierna que le impiden operarse de manera inminente

Escayolada, la colaboradora de 'Sálvame' va a tener que esperar para entrar en quirófano debido a un imprevisto con la misma
ctv-rfl-belen-esteban

Tiempo de lectura: 2’

La caída de Belén Esteban en 'Sálvame', fracturándose tibia y peroné, ha sido uno de los temas más comentados de esta semana. La colaboradora se encontraba realizando una prueba en directo, haciendo un guiño a ese 'Supervivientes' que arrancaba hace poco menos de diez días, cuando se le resbalaban las manos y caía sobre su pie. Ella misma se daba cuenta en el mismo momento de que su tobillo había quedado hecho trizas. Una lesión que la va a mantener apartada de su trabajo alrededor de cuatro meses y por la que tendrá que operarse, pero no tan rápido como se esperaba.

Decimos esto porque, en medio de esa primera etapa de recuperación, se ha encontrado con un escollo que va a retrasar su paso por el quirófano. Era Omar Suárez, compañero de la de Paracuellos del Jarama, quien informaba en la tarde del viernes que, finalmente, Belén no había sido podido ser operada en el mismo día de ayer. ¿El motivo? Unas llagas que le ha producido esa escayola con la que se le inmovilizó la pierna en el hospital el mismo día de la rotura. "No han querido intervenir porque en un quirófano se puede coger algún tipo de infección y quieren garantizar que todo salga perfectamente", explicaba el reportero desde las puertas de la Clínica La Luz, donde está siendo tratada.



Además, Omar añadía que es cuestión de días que se reprograme la intervención y sea operada para hacerle la recuperación lo más corta y llevadera posible. Porque no debemos olvidar que, las primeras informaciones que llegaban sobre ella una jornada después del accidente, se incidía en que estaba muy desanimada. Y seguramente este pequeño bache en el camino le haya disgustado, puesto que las cosas no están llevando la máxima celeridad posible por la aparición de esas inoprotunas heridas.

Sin embargo, esto no debe alarmar a nadie. Ni a ella ni a quien lo esté leyendo o si alguien está pasando por lo mismo. Es bastante más frecuente y común de lo que se pueda pensar que aparezcan en los primeros días después de haber sido escayolado: el cuerpo no está acostumbrado a este elemento extraño y se ve resentido. Sin ir más lejos, su compañera Belén Rodríguez pasó por una situación idéntica cuando se fracturó los mismos huesos que Esteban trasa un resbalón en la ducha. Las llagas hicieron que tuviera que retrasarse unos días una operación tras la que se ha recuperado de maravilla.

Belén Esteban tiene por delante una larga recuperación tras fracturarse la tibia y el peroné en directo

Telecinco


Las imágenes más impactantes

Desde que la viéramos en vivo y en directo pasar ese mal trago, con sus compañeros alredor con cara de circunstancias, tan solo hemos visto a Belén en una ocasión. Era un par de días más tarde, cuando acudía a ese centro médico donde está siendo tratada, cuando los fotógrafos la captaban entrando en una ambulancia completamente tapada con una manta. Incluida esa cara que no quería mostrar, porque no está pasando su mejor momento y no estaba por la labor de que quedase captada para la posteridad. Junto a ella, su marido, Miguel Marcos. Del mismo modo que corrió al hospital tras enterarse de lo sucedido para estar a su lado, prestarle su aliento y hacer bueno aquello de "en la salud y en la enfermedad".

Relacionados

CADENA 100