Jorge Fernández relata los peores momentos de su enfermedad: “Me veía en el espejo con lágrimas en los ojos”

En una charla con Toñi Moreno, Jorge Fernández se ha abierto en canal y ha confesado cómo han sido lo 4 últimos años de su vida
Jorge Fernández relata el calvario que ha vivido con su enfermedad durante los últimos 4 años

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 4’

Hace 4 años la vida de Jorge Fernández cambió por completo. Un día empezó a encontrarse mal y pensó que era porque estaba bajo de energía, algo poco habitual en él porque es un hombre muy deportista y le encanta estar activo, pero la vida le puso una enorme piedra en el camino que todavía está intentando esquivar. Después de muchas visitas a diferentes especialistas porque no mejoraba, dos años después tuvo en sus manos el diagnóstico: la enfermedad de Lyme, que se produce por la picadura de una garrapata. Pero no solo eso, sino que también tuvo que añadirle una intoxicación por metales pesados que le afectó de lleno a su salud.

En esos dos años que estuvo sin diagnóstico, perdió mucho peso y no podía realizar ejercicio físico, una de sus grandes aficiones, porque le dolían mucho las articulaciones. Después de recibir muchos comentarios acerca de su drástica pérdida de peso, decidió hacer pública su enfermedad con una foto del antes y el después de su cuerpo ya que en total llegó a perder 12 kilos hace un año y eso no podía ocultarlo ya que presenta cada día ‘La ruleta de la suerte’ en Antena 3 y los espectadores lo notaron en seguida.

La lucha constante de Jorge Fernández contra la enfermedad de Lyme

Hace 4 años empecé a estar mal, yo soy muy enérgico y de repente empecé a no tener esa energía, empecé con las articulaciones, con problemas intestinales y empecé a ir de médico en médico y me sentaba todo mal”, ha relatado a Toñi Moreno en una entrevista para el programa ‘un año de tu vida’ en Canal Sur. “Estaba desquiciado, tuve una depresión, cuando tu sistema inmunológico está bien, lo aguantas, pero de repente sale todo cuando te da un bajón. Un pequeño problema personal que tuve tardó en solucionarse y empecé a notarme mal”, ha continuado. Hasta que recibió el diagnóstico le costaba conciliar el sueño y no dejaba de perder peso, por lo que cuando le puso nombre a su enfermedad, pudo dormir bien durante unas 6 o 7 horas, algo impensable hasta ese momento y a la mañana siguiente pesaba unos 400 gramos más.

“Me relajé y me miré en el espejo. Yo seguía grabando, no dije nada a nadie pero siendo un personaje público todo el mundo opina de ti sin tener ni puñetera idea. Además en Bilbao, imagínate, todos diciendo: ‘qué flaco estás’. Y yo llegaba a casa y me veía en el espejo con lágrimas en los ojos”, ha dicho muy emocionado. Además, ha contado una anécdota con la estilista de ‘La ruleta de la suerte’, a la que le tuvo que pedir que le entallara una camisa porque había vuelto a adelgazar. “Hacer divertir a la gente durante un montón de horas, con las lágrimas antes de salir porque no te quieres mirar en el espejo, no es fácil”, ha recordado. “Tú eres un luchador, sabes lo que tienes que hacer”, le ha comentado Toñi Moreno. “Empecé a estudiar de medicina, fisiología, no podía hacer deporte, así que meditaba. “A mi novia, mi representante o mis padres les decía: ‘necesito recuperarme, dadme un espacio’. Estaba siempre con ellos pero no quería saber nada. Poco a poco, en un año como una hormiga, estoy de p*ta madre”, ha dicho con una sonrisa de oreja a oreja. “Todavía me queda, pero estoy mucho mejor, me emociono y todo”, ha concluido.

La otra enfermedad de Jorge Fernández: intoxicación por metales pesados

Jorge Fernández no solo lucha contra la enfermedad de Lyme sino que se le ha juntado con una enfermedad oculta como es la intoxicación por metales pesados y otras sustancias químicas. Él mismo ha querido compartir con todos en sus redes sociales los avances que ha experimentado y ha ayudado a otras personas en su misma situación a diagnosicarla. “Mis analíticas me salen bien pero me sigo sintiendo mal! Frase muy común, ¿verdad?”, ha comenzado diciendo. “Habéis escuchado muchas veces eso de: “Este producto tiene niveles de mercurio, plomo, arsénico, níquel, etc… que están fuera de peligro para nuestro organismo. Lo cierto es que NO EXISTE un verdadero rango de tolerabilidad ya que ningún metal tóxico tiene cabida dentro del metabolismo normal de nuestras células, y lo único que puede hacer es producir daño”, ha continuado.

“Tened en cuenta que esta acumulación diaria de estos tóxicos es muy nueva para nuestro organismo. Y nuestras células nunca han tenido la capacidad de abordar esta intoxicación a la que nos vemos sometidos a diario con todo lo que inhalamos, comemos y nos ponemos en nuestra piel. Mercurio del pescado, aluminio del desodorante, plomo de los cosméticos, arsénico de los cereales, teflón y aluminio de las sartenes con las que cocinamos… Os parece increíble, ¿verdad?”, ha explicado. “Pues todos los días tenemos un poquito de estos tóxicos “tolerables” circulando por nuestra sangre. Hasta que dejan de serlo (tolerables) y surgen los problemas metabólicos, endocrinos, inmunitarios… que no saben diagnosticarnos”, ha afirmado. “Si os sentís mal después de mil analíticas sin que os encuentren nada, sería bueno realizarse un MINERALOGRAMA DE CABELLO. Es la única forma de saber con total seguridad si tienes metales. Con analíticas de sangre no sería suficiente ni fiable”, ha concluido, compartiendo este valioso consejo con todos sus seguidores.

También te puede interesar...

La clave para la felicidad la tiene un optimista Jorge Fernández tras superar su enfermedad

El impactante cambio físico de Jorge Fernández contado por él mismo: ''Han pasado 12 meses de una foto a otra''

CADENA 100