La importante lección de vida que dio Miriam en el Asalto final de La Voz

La cantante, que se disputaba su paso a la siguiente fase, emocionó a todos con una canción de Álex Ubago, que también interpretó junto a Pablo López

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Fin de fase. Los coaches ya tienen sus equipos hechos para llegar a las batallas de La Voz y posterior fase final de los Directos.

En este Asalto hemos visto más emoción y confesiones que nunca, de la generosidad de los coaches y asesores abriendo su corazón, a las historias virales que presentan cada talents.

Una de las que más conmovió desde el primer momento fue Miriam Fernández. La superación personal de la joven había conmovido a la audiencia antes de enfrentarse a su prueba a ciegas. Miriam, en la presentación previa a la actuación, nos contó su historia personal, una vida marcada por la superación y el empeño por vivir con sueños e ilusiones por cumplir sin miedos ni límites pese a la adversidad. La joven hablaba discapacidad que la tiene y el por qué de su silla especial. Con total naturalidad y optimismo, reconocía que ''su silla no es un límite para nada''. De hecho, Miriam es actriz, cantante y conferenciante, contagia las ganas de vivir, su pasión por la música y no pierde nunca la sonrisa. Sin duda, una historia que dejó huella en el programa.

 

Recordemos que Miriam pasó de fase con una canción de Zahara. La madrileña, de Colmenar Viejo, se armó de valor, se plantó en el escenario y conquistó al público con su especial voz y aunque tanto Antonio Orozco, Pablo López y Luis Fonsi, le dieron al botón para luchar por ella, solo Fonsi fue el elegido.

Anoche Miriam volvía al escenario de La Voz con una canción de Álex Ubago. Durante los ensayos la talent le confesó al puertorriqueño que esto era para ella “como un premio que te da la vida”. La talent sintió la necesidad de contarle a Luis Fonsi cómo se siente, y qué la llevó a tomar la decisión de elegirle como su coach para su andadura en 'La Voz'. ''Me pasó una cosa muy especial en el escenario y quería compartirla contigo y en el escenario me vino una canción a la cabeza tuya y no podia ocucltar eso que me estaba pasando'', de ahí que te eligiera a tí, le reconocido ante un Fonsi muy emocionado.

ctv-yt2-pablo-miriam

Una vez llegó la hora de la verdad, Miriam se plantaba en el escenario con 'Sin miedo a nada' es un tema conocido por todos, pero ella consiguió hacerlo suyo con el perfecto equilibrio entre su voz y una energía única. Lo que provocó en el escenario fue como un escalofrío de emoción que provocó las lágrimas de los coaches.

Pablo López, que en todo momento mostró la debilidad que siente por la joven no dudó en proponerle cantar juntos ''estuve con el maestro Ubago hace poco en Argentina... ¿podríamos cantar contigo el estribillo'', le pedía, regalándonos uno de los momentos más importantes y emotivos de la noche.

 

Pablo y Miriam volvieron a cantar parte de la canción dejado a todos con la piel de gallina. Sensibilidad máxima sobre el escenario de 'La Voz' que desencadenó una imagen de Miriam Rodríguez que no habíamos visto hasta el momento. La cantante gallega, que está mostrando nuevas facetas como asesora del talent show y está teniendo una enorme aceptación por parte de los seguidores del programa siendo de las más queridas, rompía a llorar sin consuelo ante una imagen tan especial '' nos estás dando a todos una lección de vida tan importante. Tu fuerza, tu positividad ante todo es... muy emocionante'', dijo. Pero no fue la única, Karol G, también muy emocionada confesó ''que se sentía muy pequeña al lado de una artista como Miriam. Es tal ejemplo el que nos está dando que no puedo dejar de emocionarme con lo que estamos viendo aquí hoy''.

ctv-yru-miriamm

Una vez más, esta edición de La Voz nos ha dejado una importante lección de vida, ''no se puede rendir uno jamás, ante nada ni nadie. Vivir es maravilloso y hay que afrontar todo lo que venga con valentía y actitud''. Tanto aprendizaje como carga emocional, con historias de superación y valentía. Provoca que a todos se nos remueva algo dentro, relativicemos y demos gracias por estar cada día, que no es poco. Casos como el de Miriam y la reacción de los coaches demuestran la humanidad, humilidad y empatía que tiene. ¡Nos encanta y nos saca una enorme sonrisa!

Relacionados

GroupCreated with Sketch.