El público elige al candidato entre polémicas y desaires

El voto del público decidió al sucesor de Alfred y Amaia. María, con "Muérdeme", partía como clara favorita en las apuestas, pero Miki dio la sorpresa
maría ot

 María, con 'Muérdeme', está entre las favoritas del público

Javier Escartín

Javier Escartín

Coordinador digital del grupo COPE

Tiempo de lectura: 2’

España votó la pasada noche la canción para Eurovisión 2019. Tras el fiasco de Amaia y Alfred en el pasado festival - donde la ahora expareja sólo pudo obtener un puesto 23 - TVE vuelve a depositar su confianza en los 'triunfiitos' para obtener un nuevo triunfo que España persigue desde hace cincuenta años. Nueve de los concursantes de "OT 2018" pugnaron por hacerse con la victoria en una gala (22.05h.) que de neuvo estuvo conducida Roberto Leal y que, como viene siendo habitual, viene precedida de varias semanas de polémica.

Y todo porque Eurovisión - pese a ser el programa no deportivo más visto en nuestro país, acaparar una atención mediática al alcance de pocos espacios televisivos y congregar a doscientos millones de espectadores en todo el mundo - no es visto por los aspirantes de este año como una oportunidad para sus incipientes carreras. Al revés, la mayoría de ellos ha mostrado sin paliativos su poca predisposición para acudir al festival.

María Villar, la favorita en todas las encuestas para el triunfo, hasta anoche, es una de ellas. La madrileña, de 26 años, ha reconocido en diversos medios que a otros compañeros les hace "más ilusión" acudir al concurso y ha llegado a asegurar que 'Muérdeme'  - la canción con la que compite este año - no es adecuada para ella. "Es un tema que me han adjudicado y no tiene nada que ver conmigo. Creo que se va a ver mucho que es una cosa ajena", llegó a decir la semana pasada a la revista Shangay. 

Otra de las favoritas como Natalia mostró su malestar por el hecho de que Israel sea la sede de este año y su disgusto por la canción que va a defender en solitario. La mayoría del resto de aspirantes, directamente, apenas han hecho campaña promocional de sus candidaturas y también han mostrado su deseo de que sea Famous el que represente español en Eurovisión. El ganador de la edición compite esta noche con "No puedo más", un medio tiempo con influencia gospel que, sin embargo, no destaca mucho en las preferencias de los eurofans. 

"La venda" del catalán Miki parecía ser la gran alternativa a "Muérdeme", que al final ha acabado llevándose el título. Aunque también destacaron durante el proceso: "Hoy vuelvo a reír otra vez" de Noelia (compuesta por Álex Ubago y el hijo de Juan Carlos Calderón, autor de cuatro canciones para el festival) y "La clave" (de Merche y Ander Pérez, Nuria Azzouzi y Rosa Martínez). 

El voto del público fue el único determinante en la única votación el que decidió "el castigado" para cantar el 18 de mayo en la gran final de Eurovisión. Cinco personalidades relacionadas con el festival ejercerán como jurado, aunque sólo valorarán el potencial de las candidaturas. Eleni Foureira, la representante chipriota que quedó segunda el año pasado, fue la gran estrella invitada a una gala donde la victoria puede ser para algunos de los aspirantes al triunfo, un grave problema. 

Artistas relacionados

Relacionados