La emoción de Inés Ballester al reencontrarse con las sanitarias que la atendieron

Inés Ballester se emcoiona al reencontrarse con las sanitarias que la acompañaron en su lucha contra el coronavirus
Está pasando: Inés Ballester se reencuentra con las sanitarias

Tiempo de lectura: 2’

El pasado lunes Inés Ballester volvía a ponerse al frente de ‘Está pasando’, el programa que presenta en el canal autonómico Telemadrid, después de haber contraído el coronavirus. Ese mismo día se estrenaba por primera vez Alberto Herrera. El periodista deja ‘Más vale tarde’ después de varios años.

Un programa con muchas sensaciones que quiso acabar de una manera de lo más emotiva. Minutos antes de acabar, el programa, quiso tener un detalle con la presentadora y conectaba en directo con el Hospital Universitario de la Zarzuela. Concretamente con las sanitarias que atendieron a Ballester a lo largo de su hospitalización.

Inés Ballester se emociona en directo con las sanitarias

La emoción de Inés Ballester al reencontrarse con unas sanitarias

Y es que recordemos que la presentadora estuvo durante 21 días ingresada con una neumonía bilateral causada por el coronavirus. Inés Ballester confesaba emocionada que era difícil reconocer a aquellas enfermeras, que no se apartaron de ella en ningún momento, por todo lo que llevaban encima. "Antes de nada: no he sido una buena paciente y pido disculpas", comenzaba. "He renegado mucho, me revolvía contra todo, y han tenido mucha paciencia. Me he sentido muy rebelde y sé que hacían todo lo que podían, porque fue la peor semana", relataba, agradeciéndoles su labor.

Pero como ella misma aseguraba: "Estas chicas han sido mi salvavidas", ha reconocido Inés completamente emocionada. Inés Ballester confesaba que durante su estancia se acogió a ellas, ya que estas fueron las que realmente le daban fuerzas para seguir pelando y salir adelante.

El duro testimonio de Inés Ballester en su lucha contra el coronavirus

Recordemos que la periodista pasó por un cáncer de mama hace unos años y sabe lo que es luchar por la vida pero aseguró que el coronavirus ha sido mucho peor porque no pudo estar rodeada de toda su gente. “Para mí el virus ha sido peor que el cáncer. Con el cáncer sabes que te puedes morir, pero no sentí dolor ni soledad y sí el calor de los míos y de muchas personas que lo han pasado. Tuve médicos que sabían lo que hacían y eso me daba seguridad y tranquilidad. Lo peor de este virus es la soledad”, ha afirmado.

“Todo era una montaña horrorosa de cosas que me sentía incapaz de hacer. Fue en las primeras semanas. El mío, y todos, eran hospitales de campaña. Los sanitarios se han dejado la vida, pero el enfermo se siente solo. Son momentos muy duros en todos los sentidos”, relataba. Fue tan duro que hasta se le pasó por la cabeza pensar en su funeral: “recuerdo que pensé cómo sería mi funeral, quién iría, qué dirían, te lo juro”.

También te interesa...

Mabel Lozano, intervenida de urgencia tras detectarle un cáncer de mama

Relacionados

CADENA 100