La entrevista inédita de Ana Obregón que ahora cobra un especial significado: “Hay que seguir adelante”

‘Viva la vida’ ha sacado a la luz una entrevista de Ana Obregón que dio hace más de un año y que ahora cobra un especial significado
ctv-2uz-ana-entrevista

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 4’

La muerte de Álex Lequio nos ha dejado a todos desolados, pero sobre todo a sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio, que han tenido que despedirse de él en unas circunstancias aún más duras de lo normal al no poder estar arropados de su familia por la crisis del coronavirus. Hemos podido ver cómo le daban el último adiós a su hijo acompañados de su novia, Carolina Monje, que tampoco se ha separado de ellos ni un segundo.

El abrazo más sincero entre Ana Obregón y Alessandro Lequio en estos momentos tan difíciles

Álex nos ha dejado un legado muy importante y un ejemplo de lucha y superación para afrontar la vida como él lo ha hecho, con una sonrisa hasta el final. Y eso es algo que ha aprendido en casa, sobre todo de su madre Ana, que siempre le ha enseñado a ver la vida de una manera positiva y lo demostraban ambos en cada una de sus entrevistas. Precisamente hoy en ‘Viva la vida’ han mostrado unas declaraciones inéditas de la actriz que hoy cobran un significado muy especial.

La entrevista inédita de Ana Obregón hablando sobre la lucha de su hijo

Viva la vida’ ha sacado a la luz una entrevista que grabaron el 27 de febrero de 2019 en el primer evento al que acudió Ana Obregón tras volver con su hijo Álex Lequio de recibir tratamiento en un hospital de Nueva York. Unas declaraciones que dio al periodista Aurelio Manzano y que hoy cobran más significado que nunca porque hablan de lucha, superación y, sobre todo, valor ante los baches que te pone la vida en el camino.

Ana Obregón lucha contra el cáncer de Álex Lequio

redes

Bajas a las profundidades porque te enfrentas a algo que siempre ha sido tabú, pero cáncer no es sinónimo de muerte”, comenzó diciendo. Unas declaraciones que impactan pero que merece la pena escuchar para entender la manera que tiene Ana Obregón de afrontar la adversidad. En cuestión de 48 horas desde que le diagnosticaron la enfermedad a su hijo y casi sin pensarlo ni asimilarlo, cogieron un avión y se fueron a Nueva York para que fuera tratado en un hospital especializado en este tipo de enfermedad.

“Nos volvemos locos con problemas que no lo son”

Ana no solo contó su experiencia y la de su hijo en Nueva York, sino que nos dejó el mejor de los aprendizajes. “Nunca se ha quejado de los dolores que ha tenido, y me va a regañar por decir esto pero no hay victimismo ni dramatismo, aunque era muy duro. A Álex no le gusta que hable de esto pero hemos estado 92 días del año en hospitales, hemos tenido que irnos de urgencia a las 2 de la mañana en Nueva York, se tiene que dormir en los pasillos. No lo quiero olvidar, quiero tenerlo presente el aprendizaje para apreciar la vida. Nos volvemos locos con problemas que no lo son”, aseguró.

El momento más complicado para ella era cuando sus hermanas se volvían a España y ella veía cómo se subían en el taxi y se quedaba sola, “se me saltaban las lágrimas”, recuerda. “Pero no puedes llorar, hay que seguir adelante. Alessandro me hubiera gustado tenerle más ahí, sé que por compromisos profesionales no podía estar, pero yo sola puedo. Una madre puede con todo, vive con 2 corazones, respira con 4 pulmones, no necesito a nadie. Que viva la vida y que viva mi hijo”, decía haciendo un guiño al nombre del programa.

La parte más desgarradora de la entrevista de Ana Obregón

Aurelio Manzano, autor de la entrevista, ha explicado que fue la primera que dio cuando volvió de Nueva York y que solamente decía que no quería llorar y que no había llorado nunca para seguir dándole fuerzas a su hijo. Y cuando le preguntó qué sentía cuando Álex le preguntaba: “¿mamá, me voy a morir?”, ella tenía clara la respuesta. “Le quité importancia, no se puede dramatizar un drama”, aseguró. “La vida hay que festejarla, aunque a veces se despista pero hay que estar preparado aunque sea un despiste muy grande y entres en un túnel muy oscuro. A cualquier madre que le digan que un familiar tiene cáncer, entra en shock, es un palo, pero estando mal no llegas a ningún lado”, comentó.

Ana Obregón cancela su espectaculo por su hijo Lequio

 

“Cualquier madre hubiera hecho lo mismo”

“Desarrollamos una especie de fuerza, de adrenalina, que te hace pensar en qué es lo que hay que hacer, te anulas, se te olvida todo y sale lo mejor de ti, la parte más humana, la más generosa, no piensas en ti”, reflexionó. “Yo no tengo ningún mérito, cualquier madre hubiera hecho lo mismo. Es un aprendizaje, de lo más duro que puedes vivir. Es como si te sacan el corazón fuera de tu cuerpo, pero en ningún momento me he derrumbado”, concluyó.

ctv-xhe-ana-2

Unas palabras que su gran amigo Luis Rollán, presente en el plató de ‘Viva la vida’, a quien Ana Obregón le llama incluso hermano de lo mucho que se quieren, ha querido enfatizar. “No pierde la sonrisa, el brillo en los ojos. Esa es Ana, hasta el último momento”, ha asegurado. “Lo peor es no poder abrazarla ni transmitirle nada. Con lo generosísima que es, no hay nada en el mundo que le alivie lo que ha pasado pero estará eternamente agradecida de las muestras de cariño incluso de gente que ni siquiera la conocía a ella o a su hijo”, ha apuntado.

También te puede interesar...

El sobrecogedor mensaje de Ana Obregón tras la muerte de su hijo Aless: ''Se apagó mi vida''

La generosidad de Ana Obregón a su llegada a Madrid: una gran sonrisa de agradecimiento pese al dolor

CADENA 100