La edición más complicada de Lara Álvarez en ‘Supervivientes’ a pesar de llevar 5 años al frente del concurso

Lara Álvarez se ha enfrentado a una situación inédita en ‘Supervivientes’ y le ha costado más que nunca estar lejos de su familia
La despedida más difícil de Lara Álvarez de 'Supervivientes' y su shock al ver la realidad en España

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Antes de arrancar esta nueva aventura de ‘Supervivientes’, desde el programa prometieron que iba a ser la edición más extrema. Lo que no sabían es que ese eslogan se iba a convertir en una realidad incontrolable que se les ha escapado del guion. Nadie pensó que viviríamos una pandemia mundial que nos obligaría a estar aislados y en la que diríamos adiós a tantísimas personas que han fallecido a consecuencia de este virus que ha trastocado todos nuestros planes.

Aunque a los concursantes les informaron en todo momento de la situación que estábamos viviendo en España y les dijeron que sus familias estaban bien, no eran plenamente conscientes de lo que estaba sucediendo y seguían centrados en hacer su concurso. Pero Lara Álvarez y el resto del equipo sí, teniendo acceso a todas las noticias e imágenes que iban sucediendo en nuestro país y llorando las pérdidas de tantas víctimas que se ha cobrado el coronavirus.

La tristeza de Lara Álvarez en Honduras

Aunque Lara Álvarez siempre intentaba dar todo de sí y regalarnos su mejor sonrisa en todos los directos, lo cierto es que por dentro sentía una pena enorme al no poder estar con sus seres queridos en estos momentos tan complicados. Siempre ha echado mucho de menos a los suyos ya que es una persona muy familiar, pero nunca tanto como esta vez sabiendo que estaban confinados en casa y sin poder ver al resto de miembros de la familia. También era muy dada a hacer directos desde sus redes sociales con sus seguidores para estar en contacto permanente con ellos, pero este año eso no ha sido así ya que las fuerzas flaqueaban después de largas jornadas de trabajo. Porque aunque el confinamiento allí haya sido distinto, han tenido que convivir todos los miembros del equipo en el hotel sin poder salir al exterior debido al estado de alarma del país.

Lara Álvarez, completamente rota a su llegada a Madrid

CORDON PRESS

Y lo cierto es que tiene que seguir esperando para verles, porque a diferencia de otros años, esta vez nadie le esperaba en el aeropuerto para recibirla ni abrazarla. Al llegar a Madrid se ha dado de bruces con la realidad y no ha sido fácil ya que nunca antes había vivido una situación parecida. Aunque la mascarilla ocultaba gran parte de su rostro, se puede apreciar a la perfección su tristeza al encontrarse una ciudad tan vacía y diferente a la que dejó cuando partió a Honduras.

Su despedida más agridulce

Lara Álvarez siempre se despide del país que la acoge cada año con tanto cariño durante casi 4 meses. Como ella dice, su familia hondureña le espera en los cayos pero esta vez se ha despedido de ellos con mucha más pena que nunca. “Hasta pronto Honduras. Gracias un año más por tu generosidad y por tratarnos tan bien”, ha escrito en sus redes sociales. “Hola de nuevo España. Ya estamos aquí. Y aunque aún no te reconozco y verte así me parte el alma, sé que volveremos a recuperarte”, ha dicho.

ADMIRACIÓN absoluta por todos vosotros, aquellos que de manera responsable y consciente, os protegéis y nos protegéis día a día, desde hace meses, ante esta nueva realidad. GRACIAS”, ha concluido. Unas palabras que demuestran el shock que ha sufrido al ver a tantos fotógrafos y cámaras de televisión preguntándole a su llegada a España qué tal estaba y cómo afrontaba esta “nueva normalidad” que le va a tocar vivir.

Así se despidió Lara Álvarez de la palapa de ‘Supervivientes’

Cada año al acabar la edición de ‘Supervivientes’ los espectadores pueden ver cómo se apagan poco a poco las luces de la palapa. Pero este año, de manera simbólica, han querido dejar encendido ese fuego como seña de lucha y de luz, porque poco a poco iremos volviendo a la normalidad y volveremos a tener luz en nuestra vida. "Lo prometíamos al principio de esta edición, la edición más extrema. Habéis visto fuertes tormentas, lluvias, unas condiciones muy duras... pero creedme que nada comparado con estar lejos de vosotros en este momento tan difícil", comenzó diciendo visiblemente emocionada.

"Os hemos tenido en el pensamiento cada minuto en estos más de noventa días que llevamos aquí lejos de casa. Los kilómetros nos separan pero hemos sentido vuestra lucha, vuestro dolor, hemos compartido ese crecimiento y superación día tras día. Entendimos que estando aquí lo único que podíamos hacer era, aunque lo que nos más nos hubiese gustado es estar cerca de nuestra familia y de la gente que queremos, entendimos que nuestra misión era sacar adelante esta edición con el mayor entusiasmo y la mayor ilusión que teníamos dentro", continuó con la voz entrecortada.

"A vosotros gracias por ese esfuerzo y gracias por esa lucha que pronto va a acabar. No vamos a cerrar 'La Palapa', la vamos a dejar iluminada y llena de vida, esa vida que pronto vamos a recuperar. Pronto va a pasar esto y seguro que salimos más fortalecidos con todo lo que hemos aprendido y nos querremos más que nunca. Compañeros, volvemos a casa. Ha llegado el momento de luchar con ellos", concluyó, despidiéndose un año más, esta vez de manera diferente, del que siempre será su segundo hogar.

También te puede interesar...

La nostálgica despedida de Lara Álvarez de la isla de 'Supervivientes': "Gracias"

CADENA 100