Conoce más sobre Miki Núñez, nuestro representante en Eurovisión 2019

"Soy una persona pasional, optimista y con mucha fuerza de voluntad"
GroupCreated with Sketch.

María Bermejo

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

“Para mi la música lo es todo. Cuando recuerdo algo, lo recuerdo con canciones”. Así conocíamos hace unos meses a Miki Núñez, ex triunfito y futuro representante de España en el Festival de Eurovisión. Posiblemente sea de los concursantes más persistentes de OT 2018 y justamente eso es lo que le ha convertido en uno de los más queridos.

Miki tiene 23 años y vive en Terrasa, Barcelona. Desde muy pequeño, se mostró como un gran apasionado de la música y gracias al apoyo de sus padres pudo desarrollar su talento recibiendo clases de piano y de guitarra.
 

"Mis padres nunca me han dicho que no a mejorar en el mundo de la música, con instrumentos o dando clases"


Pero su familia no ha sido su único apoyo, su pareja Elena fue quien le animó a presentarse al casting de Operación Triunfo. Antes de entrar en la Academia, Miki estaba trabajando como profesor auxiliar en una escuela de Inglés para niños, algo que compaginaba con su participación como vocalista en una banda de versiones llamada Dalton Bag, con la que hizo una gira por Cataluña en 2018.


Miki es una persona pasional, alegre, optimista y con mucha fuerza de voluntad. De hecho contó varias veces en el programa que, antes de entrar en el programa, se propuso por salud perder peso y para ello aprovechó otra de sus grandes pasiones: el montañismo.
 

"Yo antes pesaba 20 kilos más y llegó un  momento en que dije: 'Hasta aquí hemos llegado. Si puedo cambiar esto, ¿por qué no lo estoy haciendo' Si deseas algo con muchísima fuerza y está en tus manos, yo lo hago cueste lo que cueste".
 


Miki interpretará La venda el próximo 18 de mayo representando a España en el Festival de Eurovisión 2019, compuesta por Adrià Salas del grupo La Pegatina.
 

Relacionados

GroupCreated with Sketch.