La confesión más personal de Cayetana Guillén Cuervo sobre un trauma importante

Cayetana Guillén Cuervo se sentó en 'El Hormiguero' dispuesta a hablar de su nuevo proyecto en el teatro, pero también a abrirse y dar carpetazo a miedos
Cayetana Guillén Cuervo

Tiempo de lectura: 2’

Cayetana Guillén Cuervo estuvo la pasada noche en 'El Hormiguero' y dejó importantes titulares, algunos inesperados y muy personales, ya que no es algo habitual en ella que cuenten sus miedos o angustias y los traumas que le han despertado, la fama, por ejemplo.

El 1 de abril estrena en el Teatro Español la obra “Puertas Abiertas”, Cayetana con gran ilusión, presentó su proyecto que está inspirado en los atentados islamistas de París: “Es una función espejo que pone al público frente a sus prejuicios y sus miedos”, declara la invitada con un brillo en los ojos especial.

Y no estará sola, ya que presenta un reparto importante. Junto a ella la obra está protagonizada por Ayoub El Hilali, actor español de origen marroquí: “Era muy importante que la persona que hablara de islamofobia supiera de lo que hablaba, por eso quise estar en el casting. Ayoub es muy sensible, muy culto, muy buen actor y allá donde va suma”.

Este proyecto no ha sido uno más para Cayetana, sino que le ha dejado huella. La invitada confiesa que la obra le ha “tocado”: “Estamos llenos de prejuicios, de lenguaje corporal que puede ofender al otro, al que estás haciendo sentir diferente sin darte cuenta”.

Pero no es lo único que ha contado, ya que también ha desvelado aspectos personales que le han ido dejando huella. Por ejemplo, lo mucho que le ha costado hacerse a la nueva vida digital y todo lo que conlleva. ''He tenido que formarme bien para ser una mujer transmedia, toco todos los palos que tengan que ver con la comunicación y nunca estoy parada”. Aunque lo que peor lleva es la fama. ''¿Cómo llevas las críticas?'', preguntó Pablo Motos. “Lo llevo fatal porque soy insegura y vulnerable, no quiero nunca que me digan ni las buenas ni las malas. Es imposible que no te afecten sobre todo cuando lo que ofreces eres tú”, admitió con gran honestidad.

Y añadió más: "Es imposible que no te afecten sobre todo cuando lo que ofreces eres tú. Es mi piel, mi voz, mi pelo... Es lo que yo aporto a los personajes, si se están metiendo con eso lo hacen directamente conmigo. Es muy difícil gestionarlo".

Una confesión auténtica y dura, ya que no es oro todo lo que reluce.

Relacionados

CADENA 100