Belén Esteban confiesa en Sálvame cómo está pasando su cuarentena: "No tengo miedo, pero estoy muy inquieta"

Belén Esteban ha confesado sus inquietudes en cuanto al estado de alarma, y reconoce que lo que más echa de menos ir a trabajar todos los dias
Belén Esteban confiesa que está inquieta por coronavirus

 

Tiempo de lectura: 2’

Sálvame contactó, el programa del martes, con Belén Esteban, pero tuvo que ser a través de videollamada. La colaboradora, al igual que la mayoría del país, se encuentra recluida en casa, cumpliendo la cuarentena impuesta por la crisis del coronavirus.Durante la conexión, Jorge Javier Vázquez no ha dejado de preguntarle cómo se encuentra, a lo que ella contestaba sonriente que está bien, que "no tengo miedo, solo estoy un poco inquieta". 

Belén Esteban, paciente de alto riesgo

Y es que se ha hecho público que ella debe evitar, a toda costa, el contagio, ya que cuenta con doble riesgo. Por un lado, es diabética, una patología que la incluye en el grupo de alto riesgo. Por si fuera poco, su marido, Miguel, es conductor de ambulancia. Por lo tanto, teniendo en cuenta que él tiene mayores probabilidades de estar en contacto con el virus, Belén debe andar con pies de plomo para no contagiarse. "Mi endocrino me ha dicho que no salga para nada, para nada, porque al tener azúcar soy de alto riesgo. Encima mi marido Miguel trabaja en el sector sanitario tengo que tener mucho cuidado", ha explicado Esteban. Ha declarado, además, que no tiene miedo, y que el hospital donde trabaja su marido le está brindando todo el equipo necesario para protegerse, en caso de tener que salir a la calle.

Lo que sí tiene un poco preocupada a la colaboradora de Sálvame es su madre, que vive sola y está en Benidorm. Belén Esteban ha expresado su inquietud al confesar que no puede ir a visitar a su madre, ni pedirle que se traslade a su domicilio para hacer la cuarentena juntas.

Aunque la situación no es agradable, la colaboradora ha querido intervenir en el programa para contar cómo está pasando estos días en casa: "Tengo que tener mucho cuidado, no tengo miedo, pero estoy un poco inquieta". Lo ha dicho a través de una conexión por videollamada, desde el salón de su casa. No es la única colaboradora de Sálvame que se encuentra confinada en su hogar: Lydia Lozano se ha tomado unos días libres, ya que ha experimentado síntomas similares a los del coronavirus en los últimos días.

Belén Esteban, confinada en casa por ser paciente de riesgo

 

Echa de menos los platós de televisión

Belén Esteban no ha podido evitar emocionarse al confesar que echa de menos el programa, en el que colabora a diario: "Es la primera vez que he llorado por no ir a trabajar". Aunque entiende que haya gente que no se crea que eche de menos su trabajo diario en Sálvame, la colaboradora ha sido muy sincera, y ha explicado que ela "tenía mi rutina, llegaba a la 1, me preparaba mi comida, me iba a mi trabajo hasta las 9 menos cuarto de la noche".

Sin embargo, pese a estar confinada en casa, Belén ha confesado a sus compañeros que está intentando sacarle el lado positivo a la situación, y que ha decidido invertir todo su tiempo libre en madrugar, desayunar con calma, tomar su medicación y hacer las tareas del hogar: "Ya he ordenado todos los armarios", decía a Jorge Javier, entre risas.

También te puede interesar...

Belén Esteban hace saltar las alarmas sobre cumplir su deseo de ser madre

Jorge Javier Vázquez descrubre que es paciente de riesgo y su reacción es de enorme impacto

Belén Esteban continúa la lucha judicial con Toño Sanchís: "Aún me queda dinero que cobrar"

Relacionados

CADENA 100