Alejandro Sanz abre su corazón y muestra su lado más familiar en 'Mi casa es la tuya'

El intérprete de 'Corazón partío' ha explicado de qué manera se conocieron sus padres y cómo se llevaba con ellos
Alejandro Sanz en 'Mi casa es la tuya'

Alejandro Sanz en 'Mi casa es la tuya'. 

  • Mediaset

Tiempo de lectura: 2’

Alejandro Sanz ha mostrado su lado más familiar a Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya' y ha explicado los entresijos de la relación que tuvo con sus padres y que mantiene con sus hijos.

"Mis padres se conocieron en un concierto. Mi padre estaba en un grupo musical muy conocido, que hacía música para bailar twist. Las primas de mi madre insistieron en ir a verlo, porque era muy guapo, y surgió el amor", ha señalado el intérprete de 'Corazón partío'.

"Podrías haber sido Bruce Lee"

Sanz ha contado que su madre, María Pizarro, estuvo a punto de cambiar su destino: "Mi madre quería quitarse a los niños de la casa como fuera. Estaba sola, porque mi padre viajaba mucho por trabajo. Nos estaba buscando una afición que fuera baratita. Fue a una escuela de kárate y estaba cerrada. Al lado, había una academia de música y nos apuntó allí, a mí a estudiar flauta y a mi hermano, guitarra". "Podrías haber sido Bruce Lee", ha ironizado Bertín, entre risas. "La verdad es que siempre he tenido inquietud por la música", ha afirmado el cantante de éxito internacional, sacando hierro al asunto.

"El primer recuerdo que tengo es el de mi madre meciéndome y cantándome una nana. Tengo recuerdos muy raros, como las canciones de Camilo Sesto en las calles, los olores del bar, las vespas subiendo por el empedrado… Mi madre era la que mejor contaba cuentos del mundo. Se podía tirar horas. Tenía mucha gracia, pero no tenía filtro ninguno. Si alguien le caía mal, se enteraba enseguida", ha confesado Alejandro. "Una vez vino a Miami y la llevé en una moto de agua. ¡Lo pasamos genial! Cuando nació Dylan, estuvo en Nueva York, conmigo, mi tío Angel… Todo lo comparaba con España. Me decía: "Esto es como la cuesta de La Salada", ha relatado en el programa de entrevistas de Mediaset.

"Teníamos una relación muy cercana"

El padre del intéprete de 'Amiga mía', Jesús Sánchez, viajaba muchísimo, pero tenían una conexión especial: "El 600 tenía un millón de kilómetros. Él viajaba a cualquier lado, sobre todo a San Sebastián, y se quedaba unos meses trabajando, sin volver. Teníamos una relación muy cercana. Había admiración mutua. Era un tío muy tranquilo. Entraba a un sitio y te decía de qué iba cada persona. Me parezco a él cada vez más. Él se perdió mucho por el trabajo que tenía. Cuando fue más mayor, venía a los conciertos. Cuando venían él y mi tío Paco, era un desastre, porque hacían pasar al camerino a todas las chicas que se querían hacerse fotos conmigo".

Algo muy similar le ocurre con sus hijos, en la actualidad, pero trata de estar cerca de ellos: "No paso más de 3 semanas sin verlos. No quiero pasar tanto tiempo lejos de ellos. Me he perdido cosas de mis primeros hijos, Manuela y Alexander, pero no de Dylan y Alma. Me perdí un concierto del colegio de Alexander, que le dije que iba a ir. Se lo tomó muy mal, pero luego le pedí perdón y lo comprendió. Ahora, toca el trombón y hace rap. Y lo hace muy bien. Cuando publicó las primeras canciones en Youtube, le dije que las bajara inmediatamente, porque eran un desastre. El otro día me sentí orgulloso cuando escuché lo que hizo y le dije: "Tienes mi estudio cuando quieras"".

Relacionados

CADENA 100