Alberto Chicote, ''invitado a marcharse'' de un restaurante de la Plaza Mayor de Madrid

El cocinero, que tuvo que hacer frente al primer desplante de este nivel de su vida, se marchó del restaurante muy molesto
Alberto Chicoté, ''invitado a marcharse'' de un restaurante de la Plaza Mayor de Madrid

 

Tiempo de lectura: 2’

Alberto Chicote ha vivido uno de los momentos más incómodos de su carrera al ser ''invitado a marcharse'' de un restaurante de Madrid.

Recordemos que el popular chef que saltó a la fama con el programa 'Pesadilla en la cocina', se encuentra grabando otros capítulos de su exitoso formato – denuncia '¿Te lo vas a comer?'. En el último de sus programas trataba de analizar cómo es la comida que se sirve a los turistas en la capital de España y uno de los momento capturados por las cámaras no ha dejado indiferente al presentador.

El chef y presentador se encontraba junto con Javier Estévez, propietario de 'La Tasquería'. Ambos se disponíana aprobar la comida que en la Plaza Mayor de Madrid se sirve a los turistas en distintos establecimientos. Tras pasar por un primer restaurante donde no llegaron a sentarse, fueron a otra de las terrazas de la popular plaza madrileña.

 

Entonces la sorpresa fue mayúscula. Al pedir una paella de pollo, carne y marisco todo se fue al traste. Esperaron y esperaron y la comida que habían pedido no llegaba. Al final, uno de los camareros del local salió a dar explicaciones al reputado chef.

El camarero aseguraba la cocina se había estropeado y que tan solo podían servir platos fríos, a lo que Chicote replicaba sorprendido, pues la mesa de al lado sí tenía paellas sobre sus mesas. El camarero seguía dando justificaciones que no convencieron a Chicote y al final este decidió tirar un poco más del hilo.

"Ahí hay una paella. Dígamelo claro, 'a ti no te vamos a dar de comer', pero no me digas que no me lo puedes hacer", acusó Chicote. El camarero entre sonriente y avergonzado le contestó con un lacónico "Es lo que me ha dicho mi jefe que te diga".

Alberto Chicote se mostró molesto y sorprendido, pero el dueño del restaurante no quiso pasar por el trago de que el chef probase sus paellas que, aseguraba, eran caseras. Chicote dejó claro su parecer al afirmar que "es la primera vez que me pasa algo así", y tanto él como Javier Estévez abandonaron el local.

CADENA 100