Se rompe la romántica historia de amor de Begoña Villacís y su marido Antonio Sánchez-Valdés

Begoña Villacís se separa de su marido Antonio Sánchez-Valdés tras más de 15 años de relación y tres hijas en común
Begoña Villacís comienza una nueva etapa

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Begoña Villacís es una de las políticas más cercanas y amables, una mujer que ha marcado tendencia desde que llegase a Ciudadanos por su naturalidad y buen gusto a la hora de vestir. Una mujer actual y moderna que no ha ocultado sus emociones y sentimientos y se ha entregado a su profesión, la política, a sabiendas, que podría terminar pasándole factura en su vida personal.

Y es que, en este momento duro en su familia, Begoña protagoniza portadas de medios por su separación de Antonio Sánchez-Valdés, tras quince años de amor y tres hijas en común. Una situación que no gusta nada a la política que ha reconocido estar ''muy agobiada''.

Hasta el momento, las únicas palabras de Begoña sobre su vida privada y su estado ha sido a los compañeros de 'LOC', donde la vicealcaldesa de la Comunidad de Madrid ha dicho que ''Estoy bien, centrada en mis tres hijas y en mi trabajo. Estoy un poco agobiada pero es algo que hay que pasar. No hay que dar más vueltas''.

Begoña Villacís rompe con su pareja tras 15 años

Begoña Villacís, cuando solo es ''Begoña''

Aunque hay rumores sobre una nueva etapa en la vida sentimental de Begoña Villacís, lo cierto es que no hay nada confirmado. La única relación oficial y de lo más romántica que se conocía suya hasta la fecha es la de su marido, que tal y como contó en 2015 al periódico ABC ''fue de lo más romántica''.

Al hablar sobre sus gustos y aficiones, Begoña reconoció que le apasiona la música, la moda y el deporte, además de la política y las personas, claro está. Pero su familia es lo que da sabor y sentido a su vida: ''Mi familia, lo digo de verdad, somos muy salados. Mis hijas están en una etapa muy divertida y mi marido es único, son todo para mí'', confesó.

Begoña Villacís está ilusionada

La historia de amor de Begoña y Antonio

Sobre cómo es ella fuera de juicios o prejuicios sobre su imagen en la política, dijo: ''Me considero una mujer de valores, muy generosa, positiva y enérgica, me gusta escuchar y dialogar. Reconozco que para decirlos lo negativo podría dejaros a mi marido un ratito (sonríe) pero podría decir que cuando algo me gusta me empecino hasta el final, tengo mal despertar a veces aunque se arregla con el primer café del día''.

Y sobre su estilo, ya que la imagen dice mucho de uno, explicó: ''Mi estilo vale todo menos un disfraz, intento ir cómoda sin renunciar a los tacones. Voy arreglada según la ocasión pero también me puedes ver más hippie. De hecho, mi marido dice que compro como un chico, que lo veo me gusta y me lo llevo. No creo que haya que gastar mucho, puedo pasear por Malasaña y enamorarme de una prenda que elegir algo con firma, siempre sintiéndome yo misma''.

Eso sí, la comida le pierde y siempre guardó un plato con especial cariño por lo mucho que significó para ella y Antonio en los inicios de su relación: '' Las croquetas de jamón, y mira que no tomo nada de carne pero soy una experta en croquetas y sus rebozados, conozco la calidad a leguas y la pizza casera, de hecho mi marido me conquistó con una, tras quedar algunas veces me preparó una pizza… que…'', dijo con un brillo especial en los ojos según contó al medio citado.

En aquel momento, Begoña tenía a su marido en cada palabra o reflexión, las circunstancias de la vida hoy les ha separado. Una historia marcada por una pizza casera que tras 15 años de relación ha terminado, pero con respecto y cordialidad, ya que les unen lo más importante, sus tres hijas.

También te puede interesar...

María Patiño da la sorpresa en su posicionamiento sobre la ruptura de Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban

Isabel Rábago habla por primera vez de su vida: del arrepentimiento en su etapa en el PP a hablar de su marido

Relacionados

CADENA 100