Ellos son quien devuelven a Sergio Ramos la sonrisa tras la derrota del Madrid

Al igual que la música, el fútbol mueve cientos de corazones que se mueven por unos mismos colores

Agencias

Redacción CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Si hay dos mundos que mueven masas, esa es la música y el deporte. La pasada noche se disputó el segundo clásico de la jornada y aunque no hubo suerte para los madridistas, que cayeron por segunda vez ante el FCBarcelona, sí que nos dejó imágenes bonitas.

Una de ellas, la de las familias apoyando a los respectivos jugadores en una cita tan importante, aunque nosotros nos centramos hoy en una que está en la cuenta atrás para darse el ''sí, quiero'' y que además son de lo más musicales. Pilar Rubio y Sergio Ramos, son dos locos por la música y lo demuestran siempre que pueden.

La familia es lo primero

Ayer el Real Madrid se volvía a ver las caras en el campo de juego con el Barca, y como no podía ser de otra manera las gradas se llenaban de caras conocidas que apoyaban a los futbolistas en el partida de La Liga.

Lo que no se puede decir es que esta vez Pilar Rubio fuese un talismán para Sergio Ramos, aun así la presentadora quiso mostrar todo su apoyo al capitán del equipo merengue y vivió los nervios desde el Bernabéu. Pero Pilar, no fue sola. La familia al completo disfrutó del partido, que resultó nada favorable para el Real Madrid.

Pilar y ramos

 

Pilar acudió acompañada de sus tres hijos, vigilando con un ojo los movimientos de su futuro marido y con el otro cuidando de Marcos, Sergio y Alejandro, quien estuvieron en todo momento muy pendiente de lo que sucedía en el césped.

Pero Pilar y sus hijos no fueron el único apoyo para Ramos, dos gradas debajo de la modelo estaban sentados los padres del futbolista. A pesar de que no se sentaron Pilar y sus nietos sí se les pudo ver charlas durante el descanso.

Pilar por su parte se mostró de lo más cercana con la gente de su al rededor, hablar durante todo el partido con otras mujeres y familiares.

Y es que a pesar del mal resultado, la pareja no puede negar que está en su mejor momento, con el reloj para el la cuenta para el gran día de su boda marcha atrás.

GroupCreated with Sketch.