Descubre la historia de Messi y Antonella, un amor digno de película

El popular jugador de fútbol conoció su novia en su barrio natal cuando apenas eran unos niños
Messi y Antonella

 

Tiempo de lectura: 2’

Si hace unas semanas os contábamos la historia de amor entre Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez, ahora Messi y Antonella son noticia porque ha salido una foto a la luz de su infancia juntos. Y es que Leonel Messi y Antonella Roccuzzo se conocieron cuando el jugador apenas tenía nueve años y ella uno menos. Leo quedó prendado de ella a primera vista, de esa niña morena que practicaba gimnasia artística y que era conocida por ser la hija de los dueños de una conocida cadena de supermercados.

Messi y Antonella

 

En esta imagen se puede ver al jugador de niño junto a un grupo de amigos, entre los que se encuentra Antonella. Desde un inicio Leo tuvo claro que estaba enamorado de ella, ya que quienes le conocen recuerdan que escribía cartas en las que anunciaba que Antonella sería su novia algún día. Esta fotografía fue tomada en 1998 y, aunque forjaron una muy bonita amistad, Messi tuvo que mudarse a España para empezar a jugar en el que es su actual equipo, el FC Barcelona.

La distancia hizo que su relación se enfriase. Sin embargo, un momento trágico en la vida de Antonella hizo que se volviesen a encontrar. La mejor amiga de la joven sufrió un accidente de coche a causa de un conductor con una elevada tasa de alcoholemia y finalmente falleció. Messi, ante tal situación, acudió a su lado para darle todo el apoyo que necesitaba.

A partir de ahí, poco a poco, la amistad dejó de ser simplemente eso y el amor triunfó entre ellos. No se veían mucho, porque él seguía con su carrera como deportista y ella permanecía en Argentina con sus estudios, pero cada vez que Messi regresaba a su país natal pasaban todo el tiempo juntos. No fue hasta 2008 cuando el jugador, en un programa televisivo, confirmó que tenía una relación. Ante la pregunta de si tenía pareja él contestó que “sí, tengo novia. Está en Argentina, la verdad que estoy muy bien y estoy tranquilo”.

Antes del mundial de sudáfrica la distancia se acabó, porque Antonella cogió un avión para mudarse a vivir con Messi en Castelldefels. Desde entonces su relación se ha fortalecido más que nunca y, prueba de ello, es que en 2012 nació su primer hijo Thiago Messi, tres años después Mateo y en 2018 Ciro, poco después de que se celebrase la boda entre los dos enamorados.

Relacionados

CADENA 100