''Enrique Iglesias", antes que hijo de Julio Iglesias

Repasamos la vida del benjamín de los Iglesias quien, desde sus comienzos hasta hoy, ha preferido granjearse su propia fama antes que usar la de su padre
GroupCreated with Sketch.

 Enrique Iglesias en pleno ensayo de un concierto

  • Instagram
GroupCreated with Sketch.

Raquel Castejón

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Enrique es el menor de los tres hijos de Julio Iglesias con Isabel Presley. Con solo siete años, su familia vive un capítulo traumático que marcaría su vida y su futura carrera profesional: En diciembre de 1981, su abuelo, Julio Iglesias Puga, es secuestrado por ETA y, tras ser liberado sin rescate, la familia teme por su seguridad, lo cual hace que Enrique deje a su madre en España y se mude a Miami con su padre y sus hermanos.

Es por ello que el pequeño de los Iglesias es criado prácticamente por su niñera, Elvira Olivares. A ella le dedicaría su álbum debut, pues es quien le presta el dinero para grabar su primera demo y presentarla ante las discográficas. Él la llama su "Seño", pues fue quien lo educó en esos años. Según el artista, dichos comienzos en Miami  "fueron muy duros. Su padre siempre estaba viajando. Fue un cambio brutal, menos mal que vino su Seño, si no, se hubiera criado 'jodidillo'. Y la sigue teniendo, ella lo cuidó desde que nació y ahora también la cuidará él, pues la tiene con él en Miami desde que se independizó a los 18 años, cuando grabó su primer disco. Es increíble que esté ella allí para cuidarlo. Es un amor, de esas personas que goza de un éxito suyo como si fuera propio".
 


En cuanto a Julio Iglesias, según Enrique, "En España no es que se conozca a su padre, es que se lo saben todo de la familia entera, les hacen el seguimiento, sus triunfos y sus errores. Desde pequeñito ha visto a la prensa en su casa, por eso ahora huye de todo eso, de ese ambiente de gente revoloteando alrededor...", tal y como reconoció en una entrevista.

Hablando de su padre, es curioso pero, según cuenta el mismo Enrique, Julio se enteró prácticamente el último de la recién estrenada aventura musical de su hijo, lo cual dice mucho de esa ansia de triunfo propio. Mientras que Enrique ha sido capaz de hacerse un nombre por su cuenta alejado de los tabajos de su padre, su hermano Julio José sí que ha llegado a grabar con este, pero sin llegar a cosechar la fama de su hermano; Enrique lo considera más parecido a Chabeli que a él mismo en cuanto a sus carácteres. "Sus estilos de música no son los mismos, y tampoco su forma de grabar", ha dicho en alguna ocasión el pequeño de los Iglesias comparando estos trabajos de su hermano y su padre con los suyos propios.

En cuanto a su madre, aunque estén lejos "se llevan muy bien. Cuando Enrique se quería escapar de pequeño de la Seño, se iba con ella. La ve como a "una mujer encantadora, y la admira por su inteligencia, por lo bien que saber trata a todo el mundo. Es increíble y está más guapa que cuando tenía 30 años", según sus propias palabras.

Algo de ese encanto sí parece habérsele pegado a Enrique, aunque también tienen puntos en común con su padre, pese a tratar de mantener su estilo personal. Si en algo coinciden, por encima de todo, además de en un cierto deje en el tono de voz así como algún que otro gestos, es en la excesiva dedicación al trabajo.  "Quique" para sus amigos se dedica en cuerpo y alma a su vocación; tanto es así, que confiesa que sufre de insomnio por ello y que, para desconectar, necesita alguna actividad rompedora como practicar esquí acuático o alguilar un avión.

Además de eso, tiene que conciliar profesión y núcleo famliar pues, desde finales de 2001, Enrique mantiene una relación con la extenista y modelo Anna Kúrnikova, con quien tuvo mellizos en diciembre de 2017.  
 


En definitiva... Una familia peculiar que no sale del foco de antención mediático, pues su música y su vida siempre dan de qué hablar.

Artistas relacionados

Relacionados

GroupCreated with Sketch.