Verdeliss se sincera sobre la ‘cara B’ de la lactancia: “Hay días que lo mandaría todo al cuerno”

La lactancia materna es muy beneficiosa para el bebé pero también tiene su parte menos buena y eso ha querido explicar Verdeliss
Verdeliss habla de la parte más desconocida de la lactancia materna

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Verdeliss es una de las influencers de maternidad con más seguidores en las redes sociales. Su comunidad, como ella les llama cariñosamente, suma ya casi el millón y medio de adeptos y eso es gracias al contenido que comparte con ellos cada día. Siete hijos le han dado tablas para hablar sobre diferentes aspectos de la maternidad y con puntos de vista muy distintos, ya que cada niño es un mundo y no se pueden comparar unos con otros.

Y la lactancia materna es un tema con el que ha vivido todo tipo de experiencias ya que a sus cuatro primeros hijos les dio el biberón pero con las mellizas se atrevió a dar el pecho, y lo hizo por todo lo alto, en tándem y a demanda. Experiencia que ha repetido con su última hija, Miren, que acaba de cumplir su primer añito de vida y que nació de manera prematura. Pero no es oro todo lo que reluce y eso es algo que Verdeliss tiene muy claro, por eso esta vez ha querido hablar de la parte menos buena de la lactancia materna.

Verdeliss cuenta lo que no se ve de la lactancia materna

Verdeliss ha compartido con todos sus seguidores una reflexión sobre lo sacrificada que es la lactancia materna a demanda, exponiendo su experiencia con su séptima hija y contando sus sensaciones y anhelos sin ningún tapujo. “La cara B de la lactancia materna. Quizás sea sólo nuestra experiencia… pero es tremendamente demandante, no hay tiempos, ni medida”, ha comenzado diciendo.

Hay días, que lo mandaría todo a tomar por cuerno. Pero entonces, revisando la sesión de fotos, la veo a ella… tan chiquitita, tan ajena al mundo, tan segura en mi regazo, que todo merece la pena”, ha concluido. Una reflexión que ha sido muy aplaudida y con la que se han sentido identificadas muchas madres que también han querido compartir sus experiencias con la lactancia materna. Para acompañar este texto ha escogido dos fotografías en las que aparece dándole el pecho a su hija Miren en plena sesión de fotos, porque esa es una de las consecuencias de la lactancia “a demanda”, que puede pillarte en cualquier sitio.

La nueva vida de Verdeliss con su marido y sus 7 hijos

Hace unas semanas Verdeliss cumplió su mayor sueño, el de vivir en una casa grande con su familia. Después de años esperando ese momento y de varios problemas que le impidieron alcanzar ese sueño antes, por fin están instalados y felices en su nuevo hogar. Una casa de 500 metros cuadrados con jardín en el que podrá seguir viendo crecer a sus hijos y esta vez con espacio suficiente para poder jugar y disfrutar del aire libre que tanto han echado de menos durante el confinamiento.

La cuarentena de Verdeliss con sus 7 hijos

 redes

Os juro que no veía llegar este momento. Nos lo hemos currado y lo hemos sufrido también muchísimo. Ahora llega el momento de que lo disfrutemos”, dijo al entrar en su nueva casa junto a su marido Ariz y sus 7 hijos, Aimar, Irati, Laia, Julen, Anne, Eider y Miren. Aunque, como es lógico, le costó dejar atrás la casa donde habían vivido tantos años, 90 metros cuadrados que dieron mucho de sí pero que ahora se han multiplicado y cada uno de sus hijos tendrá su propio cuarto sin necesidad de dormir en el sofá o compartir cama con algún hermano como hacían antes. “Gracias casa, por haber pintado un lienzo maravilloso de la historia de nuestra familia”, expresó.

También te puede interesar...

Las lágrimas de Verdeliss al cumplir su mayor sueño: “Os juro que no veía llegar este momento”

Verdeliss muestra cómo han montado ellos solos un ático y este es el bonito resultado

CADENA 100