El testimonio más duro de Carme Chaparro sobre sus hijas: “Me preguntaban si iban a morir”

Carme Chaparro está lista para volver al trabajo tras el confinamiento y ha concedido una entrevista sincerándose sobre estos meses de encierro
Carme Chaparro se sincera sobre su confinamiento con sus hijas y su marido pero lejos de sus padres

Tiempo de lectura: 3’

Carme Chaparro está a punto de volver al trabajo después de más de tres meses de confinamiento. Cuando se decretó el Estado de Alarma en toda España, se encontraba inmersa de lleno en las grabaciones de ‘Mujeres al poder’, su nuevo programa en el que releva a Ana Rosa Quintana y por el que dejó de presentar ‘Cuatro al día’ hace unos meses. Un proyecto muy ilusionante que por fin va a poder retomar tras el parón.

Durante todas estas semanas de cuarentena, Carme ha estado en casa con su marido y con sus dos hijas, y ha sido complicado al estar lejos de sus padres y al ver cómo cada día su marido de tenía que ir a trabajar y al volver a casa va directo a la ducha por miedo al contagio. Aunque han sabido sobrellevar esta situación, no ha sido fácil y ha tenido que hacer frente a preguntas de sus hijas, Laia, de casi 9 años y Emma, de casi 7, sobre la situación que hemos vivido.

La pregunta más complicada de responder para Carme Chaparro

Las hijas de Carme Chaparro son conscientes de la realidad que hemos vivido ya que tienen una edad en la que pueden entender lo que ha pasado, pero eso no quita que tengan algunas preguntas que hacer a sus padres. En una entrevista para la revista Lecturas, la periodista ha contado cómo ha vivido el confinamiento con su marido y sus hijas y ha desvelado una de las conversaciones a las que ha tenido que hacer frente durante estas semanas.

Carme Chaparro con una de sus hijas en brazos cuando era un bebé

 

Me preguntaban si iban a morir y les dijimos que no, pero que nos teníamos que quedar en casa para proteger a los abuelos. Han tenido algún momento triste y de llorar, pero están bien”, ha contado. Aunque, eso sí, sus hijas han estado entretenidas gracias a las nuevas tecnologías y se han entretenido mucho haciendo videollamadas, sobre todo con sus abuelos. “Mi madre ha estado sola en un piso y su alegría es que la llamen mis hijas por videollamada y le hagan los bailes que han aprendido”, ha comentado.

El ansiado reencuentro con sus padres, cada vez más cerca

“Oír reírse a mi madre me da la vida. Al principio, se ponía el teléfono en la oreja aunque fuera vídeo. Mi hija se partía de la risa. Pero ahora sale al balcón para que sus nietas la vean mejor y apoya el teléfono en una maceta, y así puede mover las manos”, ha añadido. Y es que Carme se encuentra en Madrid y sus padres en Barcelona, por lo que tiene muchas ganas poder viajar para verlos y abrazarlos.

Carme Chaparro está deseando reencontrarse con su madre tras el confinamiento

Su padre forma parte de los grupos de riesgo, pero ha sabido protegerse del virus y se encuentra bien al vivir en un pueblo donde no se junta con mucha gente. “Mi padre es diabético y ha pasado dos neumonías muy malas, tenía todas las papeletas para contagiarse. Tiene que andar un par de veces todos los días, pero tiene la suerte de vivir en un pueblo y no se cruza con muchas personas. Tenía mucho miedo por él pero ha tomado muchas precauciones”, ha explicado en la entrevista.

Ya va quedando menos para que se pueda reencontrar con sus padres, y no hay nada que desee más en el mundo. “Me da igual el coronavirus, cuando esto acabe le voy a dar un abrazo a mi madre que le voy a romper las costillas”, ha asegurado.

También te puede interesar....

La angustia de Carme Chaparro por la salud de su padre de 80 años llega hasta el Gobierno

El emocionante significado que se esconde detrás de las uñas de Carme Chaparro

CADENA 100