La inspiradora historia de superación de Roscón, el hijo de Samantha Vallejo-Nágera

Roscón ha traído a su casa el valor de la humanidad y ha demostrado todas las barreras que puede romper una persona con Síndrome de Down
La historia de Roscón el hijo de Samantha Vallejo-Nágera

Tiempo de lectura: 3’

Samantha Vallejo-Nágera es la jurado de ‘Masterchef’ más perfeccionista de todas. Conocida en televisión y también en el mundo del catering, cada día se muestra como una mujer con carácter y emprendedora. Pero existe un pequeño detalle en su vida privada que nos muestra su lado más humano y cariñoso, sus hijos. En concreto el pequeño Patrick, más conocido como Roscón. Un niño muy especial con Síndrome de Down.

Al hijo de Samantha Vallejo-Nágera con tan solo 12 años le hemos visto romper con todas las barreras convirtiéndose en el primer modelo para una campaña de ropa con esta discapacidad. La Chef ha compartido numerosos momentos del pequeño Roscón, mostrando así lo bonito que puede llegar a ser tener un hijo con Síndrome de Down.

El parto de Samantha Vallejo-Nágera

En su día Samantha habló de su experiencia y de su reacción al ver la carita de su hijo. “Fue una experiencia muy diferente a la de mis otros partos, es como que el ambiente ya me indicaba que algo iba a ser distinto. Aún no sabíamos nada, durante el embarazo no había hecho ninguna prueba para detectar si podía tener Síndrome de Down, y a día de hoy volvería a no hacérmelas”, confesaba en su blog.

La historia de Samantha Vallejo-Nágera con su hijo de Sindrome de de Down

Roscón nació un 7 de enero a las 7 de la mañana y su madre explicaba cómo fue su primera sensación al ver por primera vez su cara: ”Me lo enseñaron un segundo antes de llevárselo para lavarlo y comprobar que todo estaba bien y ahí ya noté que algo era diferente, tenía Síndrome de Down. Era un bebé gordito, ¡guapísimo! No dije nada hasta que no nos lo confirmaron los médicos”. Samantha asegura que en cuanto vio la cara de su hijo algo en su lengua le pareció extraño, pero no quiso decir nada, ya que tanto sus hijos como su marido están completamente felices con la llegada del niño.

La desconocida noticia que les cambió la vida

Pero los médicos acabaron confirmando la noticia de Roscón tenía Síndrome de Down. Una noticia que provocó que Peru, su marido y ella: “Nos quedamos bastante tocados… Nos pasamos llorando abrazados toda la noche.Tardamos unas dos semanas en asimilarlo”. Pero Samantha narró sus primeros sentimientos de rechazo, algo que al principio es muy común en los padres de estos niños: “Durante los primeros días, que tenía que dejarle en el hospital ingresado porque no le bajaban los niveles de bilirrubina en sangre, me sentía liberada, no quería llevármelo a casa. He de admitir que sentía algo de rechazo…”.

Una confesión muy dura y más viviendo de una mamás, un sentimiento que: “Es algo normal y nos pasa a muchas mamás, pero en el momento tienes un sentido de culpabilidad muy grande, es tu hijo y sientes algo que sabes que no deberías…”, escribía la Chef en su blog.

Pero eso desaparece a los días hasta que uno se da cuenta de que aunque no le hubiese gustado tener un niño con esa discapacidad, son personas maravillosas y extraordinarias: “Hasta que te haces a la idea de que tienes a un niño extraordinario y lo aceptas como uno más en tu familia”.

Roscón el hijo de Sindrome de Down de Samantha Vallejo-Nágera

La superación cada día de Roscón

Y es que ahora Roscón es todo un hombre. A lo largo de este confinamiento nos ha demostrado lo divertido que es. Le hemos visto bailar, cantar, cocinar, disfrutar con sus hermanos, haciendo los deberes e incluso aprendiendo inglés. Pero es que además Roscón ya piensa en su futuro. Y lo tiene muy claro quiere casarse con su gran amor, Marina, y tener tres hijos.

Un niño que ha demostrado que por tener un cromosoma de más uno es capaz de superarse así mismo cada día y sobre todo cumplir las cosas que se propone. Estos niños tienen grandes capacidades que nos ayudan a desarrollar también las nuestras como la paciencia, la fortaleza, sobreponerse a cualquier dificultad y sobre todo la sonrisa. Son cabezotas, y cuando quieren algo nunca pararán hasta conseguirlo, porque son así, luchadores incansables.Y así lo demostraba Roscón hace unos días para conseguir que su madre le dejase utilizar la tablet. Pero nunca dejarán de ser cariñosos y nunca perderán esa gran inocencia que tanto echamos en falta nosotros.

También te interesa...

La entrañable ilusión de Roscón, hijo de Samantha Vallejo-Nágera, con su futura boda y sus tres hijos

Relacionados

CADENA 100