Ryan Reynolds y Blake Lively ya se han convertido en padres por tercera vez aunque hayan intentado ocultarlo

La actriz dio a luz el pasado mes de agosto y no ha sido hasta ahora cuando ha trascendido la noticia aunque ellos aún no se han pronunciado
Ryan Reynolds y Blake Lively ya se han convertido en padres por tercera vez aunque hayan intentado ocultarlo
  • CORDON PRESS

Tiempo de lectura: 2’

La última vez que vimos a Blake Lively y Ryan Reynolds fue el pasado mes de mayo en Nueva York durante la premiere de la película 'Pokemon: Detective Pikachu'. Fue un momento muy emocionante ya que ahí fue donde se descubrió que iban a ser padres de nuevo. La actriz no pudo ocultar más su embarazo ya que estaba en avanzado estado de gestación, unos seis meses, y presumió de barriguita posando junto a su marido en la alfombra roja. Ahora ya ha trascendido la noticia de que fueron padres el pasado mes de agosto, aunque todavía no existe confirmación oficial.

Con un vestido amarillo ajustado, haciendo un guiño al personaje animado de la película, por fin dio a conocer que iban a tener a su tercer hijo. Ambos son muy discretos con su vida privada y ocurrió lo mismo en sus dos anteriores embarazos, que los mantuvo en secreto hasta que fue inevitable. Este bebé llega para revolucionar sus vidas y las de sus dos hijas, James, de cuatro años e Inez, que acaba de cumplir tres.

Todavía no se sabe el nombre ni el sexo del bebé que han tenido, de hecho, ni siquiera han sido ellos mismos los que han anunciado la noticia. Ha sido la revista US Weekly la encargada de dar la buena noticia, afirmando que Blake dio a luz el pasado mes de agosto y que desde entonces han estado ocultando que habían sido padres por tercera vez. Son una de las parejas más consolidadas del mundo del cine y prueba de ello son sus ocho años de amor, en los que nos han hecho soñar con que el amor verdadero existe.

Sus bromas entre ellos son constantes y no dudan en mostrarlas a través de sus redes sociales. La última fue con motivo del cumpleaños de la actriz, que lejos de felicitarla con una emotiva imagen, Ryan escogió la peor que tenían juntos. En ella aparece Lively con un vestido negro, una tripa a punto de explotar, los ojos cerrados y borrosa. Y para rematarlo, compartió un álbum entero de fotos en las que salía igual o peor que en esa primera. ¡Qué bonito es el amor!

Relacionados

CADENA 100