Natalia Sánchez vuelve al trabajo y muestra la realidad de la conciliación: “Soy una suertuda”

Conciliar la vida laboral y la maternidad es cada vez más complicado, pero Natalia Sánchez ha encontrado el salvavidas perfecto: su madre
Natalia Sánchez muestra la realidad de la conciliación

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Hace casi 4 meses que Natalia Sánchez se convirtió en madre por segunda vez. El pequeño Neo llegó a su vida en el mes de mayo, en pleno confinamiento, y a pesar de las circunstancias, la actriz consiguió tener su parto soñado y dio a luz a su hijo siguiendo su instinto de madre y acompañada en todo momento del orgulloso papá, Marc Clotet. El tiempo pasa volando y ahora le ha tocado volver al trabajo, pero gracias a su madre ha conseguido poder comenzar con nuevos proyectos. Y es que la abuela ha sido la encargada de cuidar de su bebé mientras ella se encontraba en una sesión de fotos.

Cuando tuvo a su primera hija Lia, ya demostró que gracias a los abuelos es posible conciliar la vida laboral con la maternidad y, lo más importante, continuar con la lactancia materna, algo por lo que siempre ha apostado. Es más, cuando nació su segundo hijo, comenzó con la lactancia en tándem y, aunque fue una experiencia muy dura, ha conseguido llevarla a cabo y nunca la olvidará. Ahora que ha vuelto a la rutina, ha compartido con sus casi 400 mil seguidores, una reflexión sobre lo mucho que le ha cambiado la vida en estos últimos años y lo difícil que es pensar en una misma cuando se tienen dos personitas que dependen de ti al 100%.

La vuelta al trabajo más difícil de Natalia Sánchez

Como hemos dicho, el segundo hijo de Natalia Sánchez nació en pleno confinamiento y ahora está viviendo sus primeros meses de vida en medio de una pandemia mundial que no se sabe cuándo acabará. Una situación muy complicada que se une a lo difícil que es conciliar el trabajo con la maternidad. Pero por suerte ella ha podido llevarse a su pequeño a una sesión de fotos que tenía y lo ha hecho acompañada también de su madre, que ha cuidado del pequeño mientras ella posaba frente a la cámara.

Reflexión de Natalia Sánchez como madre trabajadora y con dos hijos

“Nunca he sido muy fan de las sesiones de fotos. Tiendo a ponerme un poco nerviosa, me vuelvo más tímida que nunca y lo cierto es que no me suelo gustar mucho… Hoy hemos hecho esta sesión y Pablo Abad, con el que ya había coincidido varias veces, me ha dicho que me notaba distinta, más calmada y que estaban quedando fotos preciosas”, ha comenzado diciendo. El hecho de estar más tranquila tiene su explicación, y es que su cabeza estaba en la habitación de al lado, en la que su madre cuidaba de su hijo mientras ella se hacía las fotos. “Pues será por eso”, le ha respondido el fotógrafo.

El cambio de vida de Natalia Sánchez como madre de dos

“Y lo cierto es que sí lo era. Estaba tan concentrada en escuchar si Neo lloraba o no, que estaba menos preocupada por mí, por si salía mejor o peor en las fotos y, como mi atención estaba dividida, no me he puesto nerviosa y eso me ha permitido disfrutar mucho más de la sesión. Qué cosas ¿eh?”, ha reflexionado. Desde que es madre, su atención está puesta en sus pequeños y no en ella misma, algo que le ha hecho que no quede espacio para las cosas menos importantes, aunque eso tiene un lado un poco más negativo “y es que a veces estoy más despistada (he llegado a meter el móvil en la nevera) pero también un lado muy positivo, como en esta ocasión”, ha comentado.

Natalia Sánchez ha formado una gran familia junto a Marc Clotet

“Bueno eso, y que creo que me estoy haciendo mayor… Resumiendo: en esta foto me veo más mayor, veo que han pasado muchas cosas por mí en estos años y, en definitiva, me gusta lo que veo”, ha reflexionado. Por último, ha querido dar las gracias al fotógrafo, a su hijo que se ha portado de maravilla y, cómo no, a la orgullosa abuela, porque sin ella no habría podido estar tranquila durante la sesión de fotos. “Gracias, Pablo, por tu talento. Gracias Neo, por ser más bueno que el pan y gracias a ti, mamá, por acompañarme, y por ayudarme y darme siempre tantísimo...soy una suertuda…”, ha concluido.

También te puede interesar...

Natalia Sánchez presenta a su hijo y cuenta su experiencia en el parto: "Respetado y sin epidural"

La sincera experiencia de Natalia Sánchez con la lactancia en tándem: “Tenía muchos miedos”

CADENA 100