Las hijas de Bertín Osborne hablan sin filtros sobre los secretos y manías de su padre

‘El Hormiguero’ ha reunido a las cuatro hermanas Osborne y Pablo Motos ha conseguido averiguar la mayor manía de Bertín
ctv-xrn-osbornes

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Alejandra, Eugenia, Claudia y Ana Cristina, más conocidas como las hermanas Osborne, han acudido como invitadas a ‘El Hormiguero y han demostrado la gran complicidad que existe entre ellas. “Es la primera vez que hacemos algo todas juntas en el plano profesional, hemos llegado a pelear por la ropa, pero lo normal entre hermanas”, han reconocido. “Hay de todo, nos peleamos pero sobre todo nos reímos. Nos reímos por cosas que nadie nos entiende”, han añadido.

Cuando Pablo Motos ha hecho la presentación de las cuatro, ha dicho lo que su padre pensaba de cada una, y a la mayor, Alejandra, se le ha escapado un “qué capullo” cuando le ha transmitido que es una “loca maravillosa”. Aunque peor mote se lleva la segunda, ya que es la “sargento de la Legión”, a diferencia de Claudia, que todas han reconocido que es la más mimada y para su padre es una “mente privilegiada y hablar con ella es interesante”. Ana Cristina, por su parte, aunque no sea su hija, siempre la ha tratado como tal por el cariño que siempre tuvo a su madre Sandra Domecq, que falleció en 2004 tras una larga batalla contra el cáncer que no consiguió superar.

La mayor manía de Bertín Osborne, al descubierto

Pablo Motos ha querido indagar más en la personalidad de Bertín Osborne y en cómo es cuando nadie le ve y como padre, y todas han coincidido en que una de sus peores cosas es lo maniático que es con el orden y la limpieza. “Le encanta la aspiradora y la fregona. Hay veces que desordenamos la casa solo para fastidiarle. Cuando dejábamos el cuarto desordenado llegaba con la aspiradora gritando: ‘¡recogedlo todo!’, mis amigas pueden dar fe”, ha comentado Eugenia. “¿Le gusta más la aspiradora que el caballo? No me lo imagino”, se ha interesado el presentador.

El último fin de año se acabó la fiesta y se puso con la aspiradora. La usa más que el caballo”, han dicho entre risas, dejando perplejo a Motos. “Es un momento genial porque podemos hablar de Bertín pero él no puede contestar. No hay teléfono de aludidos y no hay nada”, ha comentado. Incluso ha conseguido sonsacarle a Alejandra una anécdota con uno de sus novios al que su padre puso un detective privado porque no se fiaba de él. “Nunca presenté un novio, estoy casada y tengo 3 niños pero se lo presentó un amigo mío, yo estaba en la otra esquina y me fui cuando me miró”, ha reconocido Eugenia, que después de ver lo estricto que era su padre, nunca quiso que conociera a sus parejas.

Así es Bertín Osborne como padre

En mi boda, mientras íbamos en coche a la iglesia, iba escuchando un partido de fútbol”, ha dicho Alejandra, la mayor de las hermanas. “En la mía los hombres de la boda se habían ido a ver al salón un partido con mi padre. Pero me lo pasé tan bien que no se lo tengo en cuenta”, ha dicho Eugenia, reconociendo que de su padre les fastidiaba un poco su afición por este deporte. Aunque también tiene sus cosas menos buenas: “Riñendo da mucho miedo, tiene mucho carácter. Se pone rojo, se le hincha la vena”, han afirmado. “Cada vez que me abraza es como si fuese un llavero, siento una cosa que siento con pocos”, ha dicho Pablo Motos, asegurando que tiene un cuerpo enorme. Además, han asegurado que nunca les hace caso si le riñen y que dice que sabe hacer el mejor gazpacho y los mejores huevos fritos pero nunca los han probado. Unas anécdotas que han encantado al presentador, que ha asegurado que Bertín “tiene la alegría de vivir, estás con él y te lo pasas bien”.

También te puede interesar...

Las hijas de Bertín Osborne, un mes después de la separación de Fabiola, rompen su silencio: ''Da pena''

Las emotivas palabras que Sandra Domecq trasladó a sus hijas: "Yo ya no pienso en el futuro"

CADENA 100