Fabiola Osborne habla sobre la dura rehabilitación de su hijo Kike y la bonita relación con su hermano Carlos

La mujer de Bertín Osborne se ha sincerado en 'Arusituys Prime' y ha contado el proceso de lucha constante y diario con su hijo con una lesión cerebral
Fabiola Osborne habla sobre la dura rehabiliación de su hijo Kike y la bonita relación con su hermano Carlos

 

  • Atresmedia

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Kike es un auténtico superviviente y lo ha demostrado en numerosas ocasiones. El hijo de Fabiola Martínez y Bertín Osborne se encuentra en pleno proceso de rehabilitación después de someterse hace unas semanas a una complicada operación para luchar contra la parálisis cerebral. Hemos pasado una etapa un poco durita porque las operaciones han sido muy agresivas y no sabíamos cómo iba a responder Kike. Pero hoy podemos decir que todo va fenomenal”, ha explicado su madre en el programa 'Arusitys Prime' de Antena 3.

“Él ve una bata blanca o verde y ya está de los nervios. Participa mucho, no habla pero se hace entender, se comunica de otra manera”, ha contado Fabiola. Ahora Kike está muy contento con los progresos que está consiguiendo gracias a su esfuerzo y a una máquina que le está intentando ayudar a caminar. “Lleva tiempo con esta máquina pero como no tenía las piernas en condiciones, no avanzaba. Ahora que se está recuperando poco a poco tras la operación, la postura es mucho mejor, él tiene registrado en su cerebro lo que es dar un paso adelante para caminar y estamos encantados”, ha confesado.

“Cuando hace algo nuevo y le sale bien, quiere hacerlo todo el tiempo, pero hay que dosificarlo”, ha dicho Fabiola. Y es que Kike es imparable, un niño muy curioso y “cotilla” con un gran sentido del humor, incluso muchas veces viendo la televisión pilla las bromas antes que el resto. Es muy presumido y tiene una manía de lo más tierna: “Cada vez que se despierta, llama a su hermano y hasta que no le da un beso no se queda tranquilo”. Su hermano Carlos, un año menor que él, es un pilar fundamental en su vida y una gran alegría para toda la familia.

Sobre el concepto de “supermamá”

Tanto Fabiola como Bertín siempre muestran los progresos de su hijo Kike en las redes sociales, y muchas veces son criticados por ello, algo que no se entiende ya que lo hacen para dar visibilidad a la enfermedad y ayudar a otros niños y familias que se encuentran en la misma situación, algo que también hacen a través de la Fundación Bertín Osborne. “No solo no lo vamos a esconder sino que además es inspiración para muchos otros niños”, ha explicado.

A Fabiola no le gusta nada el concepto de “supermamá” porque considera que es una mochila demasiado pesada y cuesta llevarla. “Tenemos que permitirnos la licencia de no poder, de no llegar, de llorar cuando te apetece y lo sientes, hay que soltarlo”, ha confesado. Incluso se ha atrevido a contar que en alguna ocasión ha necesitado ayuda psicológica: No estamos locos por ir al psicólogo, nos dan ayuda y consejos para hacer mejor las cosas”, ha concluido.

CADENA 100