La emotiva reacción de Octavi Pujades al bonito gesto de un seguidor: "Un lugar de honor"

El actor e 'influencer', Octavi Pujades, ha vivido un bonita historia en plena calle con un seguidor que le ha hecho un inesperado regalo
La emotiva reacción de Octavi Pujades al bonito gesto de un seguidor: "Un lugar de honor"

Tiempo de lectura: 3’

Octavi Pujades se ha erigido en una de las personas más seguidas en las redes sociales. El actor comparte de forma habitual historias muy emocionantes con todos sus seguidores. Su día a día, reflexiones, críticas… La variedad de sus publicaciones son un soplo de aire fresco. Pero es su humor lo que ha conquistado a un gran publico que ya no puede dejar de seguir a Octavi.

La bonita historia de Octavi Pujades con un seguidor

Octavi Pujades ha compartido una historia que le pasó este viernes y que no va a dejar indiferente a nadie. “Ayer Alícia tenía dentista. La acompañé y, por precaución, no podía esperar en la consulta, así que me fui a dar un garbeo y acabe sentado en un banco adelantando un poco de mi estudio para la semana. Y en estas un coche que pasaba se para a mi altura y sale un señor diciendo que tiene una cosa para mí (yo de espaldas y con mascarilla, cuidado. Menudo ojo). Abre el maletero y me saca estas tres fotos impresas en lienzo...”, comienza relatando Octavi.

Hasta aquí todo podría entenderse dentro de la normalidad. Obviando, claro, la extrañeza de que alguien te aborde por la calle. Sin emargo, la historia estaba a punto de dar un giro muy emotivo. "El señor es @antoniogarciadelgado, director general de #servicepoint, un centro de impresión de Barcelona. Se había intentado poner en contacto conmigo vía mensaje directo, pero recibo muchísimos y el suyo no lo había visto...", se excusa el actor.

“En el mensaje me cuenta que nuestra historia le recuerda mucho a la suya. Que él también cuida de su padre mayor, que está separado y rejuntado, que tiene unos hijos a los que adora y que también se las ve y se las desea para llegar a todo porque le toca viajar mucho por trabajo. Y, aun así, se ha tomado su tiempo y su esfuerzo para tener este detallazo con nosotros”,

La emoción del mensaje, el regalo y la historia de este seguidor nos pone los pelos de punta. La bondad de la gente existe y puedes encontrártela en cualquier esquina. “Y yo sólo puedo decir una cosa: GRACIAS, Antonio. Por las fotos, por lo que has hecho y haces, y por ser una buena persona. Gracias en nombre de esta familia. PD: el patriarca ya me está dando la tabarra para decidir dónde las colgamos. Tendrán un lugar de honor en su habitación, porque no es para menos”.

El importante mensaje de Pujades

Pero no todo son mensajes bonitos. Hace unos días, Octavi hacía una crítica relacionada con la pandemia. ''Por favor, se lo pido, al @gobierno.es, al @sanidadgob, a @pfizerinc, @astrazeneca o a quien toque: daos vidilla para vacunarnos cuanto antes porque si el no pillar la Covid depende del civismo, el sentido común y el respeto a las medidas anticontagio, estamos apañados...La llegada a Madrid del AVE de las doce'', comenzaba diciendo.

La emotiva reacción de Octavi Pujades al bonito gesto de un seguidor: Un lugar de honor

''Lo primero, los vagones a rebosar; que yo entiendo que si viaja menos gente salgan menos trenes pero, ¿de verdad es sensato pasar de un tren cada media hora a uno cada dos horas? ¿Apelotonarnos a todos en menos trenes es la solución? Dicho esto, por megafonía y en cada parada del tren (cinco. CINCO, nada más y nada menos) han avisado que la gente debe permanecer sentada hasta que el tren se detenga, y se debe salir por orden de proximidad a las puertas. ¿Alguien le hace caso? Ni de coña. Todos levantándose, moviéndose y apiñándose aún mas; total para salir, ¿qué? ¿Veinte, treinta segundos antes?'', seguía denunciando.

''La señora de la izquierda parece que respeta el no levantarse, per no os creáis: se ha pasado el viaje entero hablando por teléfono de su importante trabajo, cuando TAMBIÉN está más que avisado que debe evitarse hablar en el vagón. Suma y sigue. Y ya, para rematar, el señor de mi lado, con pinta de cabal y sensato, con sus gafas de pasta y su libro impreso en papel, resulta que, cuando le llaman al teléfono, por impulso va y SE BAJA LA MASCARILLA para hablar, no sea que su interlocutor se pierda alguna de sus imprescindibles palabras. Vamos a morir todos. Y lo peor es que será por idiotas'', concluía. Una denuncia importante y dura que invita a la reflexión para poner medidas cuanto antes.

También te puede interesar...

Octavi Pujades muestra su lado más serio e impacta en las redes cuando lo acusan de ‘talibán’

CADENA 100