No eres el único al que se le da fatal disimular

Mateo & Andrea no paran de reírse por las veces en las que te es difícil disimular

audio

No eres el único al que se le da fatal disimular

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Mateo & Andrea se han acordado de cuando se encontraron con un jefe, y este les contó un chiste que no tenía nada de gracia. ¿La solución? Reírse y fingir, aunque Mateo, el pobre, no sabe disimular. Él lo intenta, pero no lo consigue. ¿A ti te ocurre lo mismo?

Elena, de León nos ha contado que su marido ya le tiene calada, y cuando le regala algo que no le gusta, se le nota un montón en la cara. Elena lo pasa muy mal, pero es con su suegra con la que prefiere morirse por lo fatal que lo pasa. Le ha pedido que no le haga más regalos, porque ella es muy poco discreta a la hora de hacer regalos. Por ejemplo, en su último cumpleaños le regaló, a Elena, un sombrero decorado con flores naturales en el ala. ¡Parecía Mary Poppins! ¡Imagínate su cara!

Alfonso, de Guadalajara también nos ha dicho que este año está muy feliz porque no va a compartir mesa con su cuñado en Navidad. ¡No puede con sus bromas! Alfonso nos ha contado que es buena persona, pero que a veces se pone muy tontorrón. Todos los años cae su imitación de Chiquito de la Calzada. La madre de Alfonso siempre le da algún codazo por debajo de la mesa para que se ría, pero ¡imposible! ¡no sabe disimular!

Paula tampoco sabe disimular, y lo peor, es que tiene uno de los peores trabajos del mundo: dependienta de una tienda de ropa. ¿El problema? Cuando alguien se acerca y le pregunta: “¿Me queda bien esto?” Y si le queda fatal, ¡que presión! La misma que le entra a María cuando está en un restaurante, no le gusta la comida, deja parte en el paltó y llega el camarero preguntando: “¿No le ha gustado?”. La mayoría solemos disimular muy bien y se suele responder eso de “No, es que estaba llena”, pero a María se le nota en la cara, y ya se responde el camarero ¡él mismo!

CADENA 100