¿Estás seguro de que te duchas bien?

Mateo y Andrea te cuentan qué hay que hacer para estar bien duchado

audio

¿Estás seguro de que te duchas bien?

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Mateo se ha dado cuenta de que lleva duchándose mal toda su vida y no se había dado cuenta. Hay “cuatro cosas donde la mayoría de la gente falla a la hora de ducharse”. En primer lugar está el tiempo, ya que una ducha no puede durar más de cinco minutos: en un minuto te mojas, en tres te tienes que enjabonar y en otro minuto te quitas el jabón del cuerpo. ¡Todo un récord! para que la piel no sufra, aunque también ganarás tiempo y ahorrarás agua. La reacción de Andrea al enterarse ha sido “¡Qué estrés!”. Normal, porque como dice Mateo “de pequeño no hay quien te meta en la ducha y de mayor no hay quien te saque”.

No hay que pasarse con la temperatura como hace Andrea que en invierno, el agua está tan caliente que “me sale hasta humillo de la piel”. Lo mejor es agua fría para favorecer el sistema inmonológico.

Andrea sabe bien que desde que tiene un bebé, “lo que es un milagro es que pueda ducharme” por eso el consejo de meterse en la ducha por la mañana para activar el sistema nervioso, tendrá que esperar unos años. Tampoco hay que frotarse con una toalla, si no que hay que secarse con pequeños golpecitos.

En Mateo y Andrea nos hemos puesto a investigar y hay más consejos para ducharte mejor que nadie. Haber cuántos puntos cumples:

  • Dúchate una vez al día. Se recomienda una ducha por día, ni más ni menos.
  • Las duchas por la mañana, mejor con agua fría. Esto supone un gran esfuerzo porque a nadie le gusta levantarse y llegar de golpe a la Antártida pero sirve para reducir el cansancio del cuerpo y de la mente.
  • El agua caliente por la noche. Esto facilita la relación y el descanso. Tras eso solo te esperan dulces sueños.
  • De arriba a abajo. Es decir, tienes que comenzar desde tu rostro e ir bajando.
  • Tu piel no tiene porqué sufrir. Lo ideal es que no todo sea blanco o negro, e igual pasa con la temperatura del agua. Ni fría ni caliente. Lo mejor es el agua templada para que tu piel no sufra.
  • No abuses de geles y champúes. Hay que tener especial cuidado con el tipo de productos que utilizas ya que puede crear el efecto contrario, y eso no lo queremos.
  • Secarse bien. A veces te pones una camiseta y todavía no estás seca al 100%. Lo mejor es que lo evites y te seques bien.

¿Cumples todo los requisitos? Mateo y Andrea se han quedado alucinando.

CADENA 100