Cómo manejarte con una persona gorrona

Mateo & Andrea te enseñan y te cuentan quiénes son los más gorrones

audio

Cómo manejarte con una persona gorrona

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Quiero que nos cuentes quién es la persona más gorrona que conoces. Porque nos hemos partido de la risa con esta serie de consejos que te dicen cómo manejarte en situaciones de este tipo con gente un poco gorrona. Que te encuentras con cada uno... Mira. típica situación de gorroneo. Salís a comer juntos. Y esta persona que no se pide nada, que no tiene hambre. Pero se come la mitad de tu plato. ¿Qué haces en este caso? Pues pide algo que sepas que no le gusta. ¿Que no le gusta el pesto? Pídelo todo con pesto.

Mateo, por ejemplo, tiene un amigo que es completamente así: gorrón, gorrón. "¿Sabes lo que hago yo cuando salimos varios, a tomar algo juntos? Nunca me pongo a su lado. Si hace falta, me pongo en la otra punta": El truco para que no te gorronee a ti es que gorronee a otro. Otra situación muy de gorrón: En un taxi. Siempre hay un gorrón que sale el primero para no pagar. ¿Qué haces en esa situación? Algo más drástico. Cuando se baje dile: “tranqui, te he cogido la cartera. Pagamos a medias”. Y luego está el que fuma, pero nunca tiene tabaco. Y viene a pedirte del tuyo. No vamos a dar nombres, pero en Cadena 100 hay alguno de esos. Que todos los días se acerca por aquí por nuestro estudio y le pide a nuestra compañera Ana, que fuma, un cigarrito. Para eso, lo que tienes que hacer para que no vuelva a gorronearte tabaco es llevar siempre un paquete de tabaco vacío en el bolso. Cuando te pida, se lo sacas y le dices: "Ay lo siento... no tengo...". Y entonces le tienes que poner cara de: "Hoy no fumas gratis". Y lo dicho, si tu también conoces a alguien muy gorrón, hemos querido que nos hables de esa persona.

LOS MÁS GORRONES DEL MUNDO

Yolanda, de Mataró, estando en la sala de espera de una clínica, una señora le pidió el teléfono porque, según ella, se había quedado sin batería. Acto seguido sacó su listín de teléfonos y empezó “Bueno... empecemos a llamar por los números de la letra A". Y Carmen, de Madrid, tiene un vecino que, cuando hacen barbacoa, siempre dice: “Vecinaaaa, esa chuleta lleva mi nombre”. Y se les acopla.

CADENA 100