Cómo llevar un plumas sin parecer un muñeco Michelín

Mateo y Andrea te dan claves para no parecer la gallina caponata en invierno

audio

Cómo llevar un plumas sin parecer un muñeco michelín

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 1’

Andrea se ha topado con un suplemento especial del periódico ABC donde publicaba un artículo que ¡le ha encantado! Se trata sobre cómo llevar un abrigo plumas sin terminar pareciendo el muñeco de Michelín. Algo que le suene pasar a todo el mundo, porque claro, como dice Andrea: “un plumas se lo pone Nicole Kidman y le sienta fenomenal, porque es alta y delgada, como un espiga, pero cuando me lo pongo yo, parezco la gallina caponata”.

Tan sólo hay que tener en cuenta tres claves para hallar la solución. La primera tiene que ver con el color que eliges, ya que tienes que saber que un color muy oscuro hace que el abrigo tenga menos volumen. ¿El color ideal? Siempre es mejor un azul marino o un negro. La segunda clave se centra en los bolsillos. ¡Olvídate de ellos! Que tu abrigo plumas tengas bolsillos va a parecer que es súper ancho. Pero, ¡no dramas! Porque siempre nos quedará ese bolso o mochila preciosa que tenemos en el armario cogiendo polvo.

Por último, y la mejor clave de todas es llevarlo siempre abierto. Para que se vea que, debajo de ese saco, hay una silueta ¡estupenda! ¿Pasas frío? El lema de Mateo ante la vida es “Ande yo caliente, ríase la gente”.

CADENA 100