¿Tienes cabeza de tortuga?

Se trata de una postura en la que adelantamos la cabeza como hacen las tortugas al salir del caparazón. Es muy común al trabajar con el ordenador, conducir

video

SENTIRSE 100: ¿Tienes cabeza de tortuga?

Pulsa para reproducir el video

 

Tiempo de lectura: 2’

Los ordenadores se han convertido en el principal elemento de trabajo para muchos de nosotros. Si a eso le sumamos el tiempo que dedicamos al ocio sentados frente a ese dispositivo, estaríamos hablando de unas diez horas en las que vamos adoptando diferentes posturas, que no son las más adecuadas.

Una de las más comunes es con la cabeza adelantada, consiguiendo que ésta permanezca fuera de su eje y no esté alineada con la columna que es donde debería de estar. Una postura que nos recuerda a la de las tortugas sacando la cabeza fuera del caparazón, por eso le hemos llamado “cabeza de tortuga”.

Las molestias que derivan de esta postura afectan a la zona anterior y posterior del cuello porque se acorta la musculatura del esternocleidomastoideo.

Lo cierto es que muchas personas no sólo adoptan la cabeza de tortuga cuando se sientan delante del ordenador. También mientran conducen, descansan en el sofá o incluso cuando caminan. Además de afectar a la zona del esternocleidomastoideo, también incide en la cervical y puede causar dolores de cabeza.

Natalia Lagares es profesora de pilates y especialista en educación postural y prevención de lesiones y a ella le hemos preguntado como podemos compensar esta postura inadecuada que afecta directamente a nuestra calidad de vida.

Los ejercicios que te recomendamos hoy y que que puedes ver en el vídeo son los siguientes:

  1. Para combatir las lesiones derivadas de la cabeza de tortuga realizaremos un primer ejercicio en el que ponemos la cabeza bien apoyada contra el suelo o bien contra la pared. Manteniendo la presión trabajaremos la flexión cráneo cervical.
  2. En el segundo ejercicio nos ponemos en cuadrupedia (a cuatro patas) para trabajar la posición correcta del cuello.

Haciendo estos sencillos ejercicios que al principio te llevarán más tiempo, pero que con la práctica puedes hacer en lo que dura una de las canciones de Cadena 100, puedes evitar dolencias musculares, cefaleas y lesiones.

Y ahí va nuestro mensaje de cada semana: debes de realizar los despacio y escuchando a tu cuerpo. Ante la mínima molestia hay que parar y consultar a un especialista.

Nuestro objetivo es que “Te sientas 100”.

Relacionados

CADENA 100