Nerea descubre los secretos ocultos de vivir en la Academia de ‘Operación Triunfo’

La cantante ha compartido con Jordi Cruz la experiencia más impactante de su vida 

video

Nerea descubre los secretos ocultos de vivir en la Academia de ‘Operación Triunfo’

Pulsa para reproducir el video

 

Tiempo de lectura: 2’

Hace dos años la vida de Nerea cambió por completo. Entró en la Academia de Operación Triunfo y España entera conoció todo el talento que tenía dentro. No fue fácil llegar a ser uno de los afortunados, su primer gran reto llegó en los castings. La catalana tenía los exámenes de selectividad el mismo día que el casting y no podía hacer cola todo el día para presentarse al casting. Por este motivo su madre decidió quedarse por ella y estuvo todo el día esperando a que Nerea terminara la prueba y llegara. Finalmente, y casi la última la artista llegó y consiguió pasar el primer casting.  

Su aventura continuó cuando llegó a la Academia, la cual sería su hogar. “Esto es muy curioso, pero se nos acostumbraron los ojos a la luz de allí. Porque allí hay unos focos muy potentes y de repente todos teníamos los ojos secos, sangrábamos por la nariz o los labios. Los labios todos los días pidiendo cacao, yo me acuerdo que Noemí nos traía una crema que era como para bebes para los labios, porque teníamos todos los días los labios cortados” recuerda Nerea. 

Pero lo más “duro” de estar en la academia también fue el estar aislados del exterior, no tener contacto con otras personas fue una experiencia que jamás olvidarán. “Hay un laberinto de cortinas para que no veáis a nadie” le confiesa Jordi Cruz a Nerea a lo que ella le contesta recordando una anécdota. “¿Sabes lo fuerte? A lo mejor tu estabas en la zona de la Academia y de repente tenías que ir al baño y tenías que ir a la zona de vida. Te encontrabas con gente que limpiaba, te miraban y se escondían corriendo” asegura Nerea. Pero si algo destaca la artista es el hecho de no poder hablar con los bailarines con los que ensayaban todas las semanas.  

CADENA 100