Enhamed: “¿Te cuentas que es una desgracia o que estás en tu casa para proteger a los demás?”

El medallista paralímpico, Enhamed, nos muestra cómo afrontar la cuarentena

video

El medallista paralímpico, Enhamed, nos muestra cómo afrontar la cuarentena

Pulsa para reproducir el video

 

Tiempo de lectura: 3’

Enhamed es un deportista español que, a los siete años sufrió un desprendimiento de retina que le provocó ceguera. Esto no ha sido algo que haya supuesto un impedimento para conseguir ser medallista paralímpico en nueve ocasiones. A los trece años decidió que se dedicaría profesionalmente a la natación y trabajó muy duro para ello, entrenando sin descanso. Lo que más me llamó la atención de la natación, era el sitio perfecto para poder moverme con libertad, porque nadie me decía que tuviera cuidado porque no hay escalones ni columnas”.

Enhamed Enhamed, medallista paralímpico

 

Su primer campeonato fue en 2002, en el Mundial de Natación Adaptada, en Argentina, donde quedó en cuarta posición, pero fue en 2004, en los Juegos Paralímpicos de Atenas, cuando, tras años de duro entrenamiento, consiguió hacerse con dos medallas de bronces, en 100 metros mariposa, y en 400 metros libre: “Fui con 17 años y fue increíble, todavía recuerdo estar escuchando el himno para el que ganó el oro y pensé que algún día yo estaría allí”.

Aquí no se quedó, porque cuatro años después en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008, consiguió 4 medallas de oro, en 500 metros libre, 50 metros libre, 100 metros libre y 400 metros libre, y cuatro años más tarde, en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 consiguió doble medalla de plata en 100 metros mariposa y 400 metros libre y una de bronce en 50 metros libre: “para mí la más satisfactoria fue la del 100 mariposa de Pekín porque fue la primera que gané y fue récord del mundo – de hecho es el único récord que todavía no me han quitado – y esos juegos supusieron un punto de inflexión y fue un cambio a nivel personal

“Lo que tiene ser deportista paralímpico es que antes de que te dediques al deporte tienes que saber gestionar tu vida al día a día y para cuando llegas a tu piscina ya has superado muchos obstáculos en el camino: desde farolas columnas... hasta nuestras barreras mentales y las de nuestro entorno… así que al final ya has trabajado”, afirma Enhamed.

Jordi, le ha preguntado si la discapacidad, le supone algo positivo cuando está compitiendo:  “antes de competir es más fácil no ver porque te puedes concentrar, pero cuando estas dentro del agua no ves si vas por el centro de la calle, no ves a tus rivales, no sabes a qué velocidad vas”, afirma, además nos confiesa que el entrenador no puede darle ninguna indicación, así que, cuando toca la pared, no sabe en qué posición ha quedado. “Me retiré en 2012, y el año pasado volví a retomar la competición, fui al mundial y, justo una semana antes del confinamiento, hice la mínima clasificatoria para Tokio y ahora que lo han retrasado un año me viene perfecto que se haya retrasado”.

El mensaje de Enhamed

Además, tras su retirada de las piscinas, comenzó como coach, impartiendo conferencias para empresarios, trabajadores y estudiantes en los que les enseña a cómo superarse a uno mismo y a estar motivado: “El miedo es una emoción muy necesaria, lo bueno de esta situación es que ha puesto al descubierto nuestras fortalezas o carencias. En mi caso, o personas con discapacidad, ya hemos afrontado adversidades en la vida y tenemos herramientas. Esta crisis me recuerda a esos momentos de mi vida, pero con la diferencia de que no estas solo. Si la gente de tu alrededor no es ciega, no saben lo que es, pero ahora estamos todos juntos. Lo importante es qué historia te estas contando ¿estás contándote que es una desgracia y que te prohíben salir, o estás contándote que estás en tu casa para proteger a los demás? Esas historias determinan el resultado. La incertidumbre nos desestabiliza, pero tenemos certeza de que vamos a salir de esta”.

CADENA 100